Un estudio de la UAM Iztapalapa reveló que los vagones del Metro exclusivos para mujeres no han funcionado para erradicar por completo la violencia física e incluso sexual hacia las usuarias de este transporte.

El documento de investigación que lleva por título La violencia en el Metro de la Ciudad de México hacia mujeres jóvenes y la restricción de las experiencias espaciales, documentó casos de mujeres que son sumamente violentas con otras mujeres, sobre todo por temas de espacio.

También colocó en el análisis casos de mujeres que han llegado a realizar tocamientos a otras mujeres, especialmente las más jóvenes, echando abajo el objetivo primario que fue la separación de vagones.
"El Gobierno ha adoptado medidas en el Metro como una separación de algunos vagones con el fin de servir a un uso exclusivo para mujeres, por algunas horas del día para hacer más tolerable su desplazamiento, en el ideal sería más que suficiente, pero en la práctica no ha resultado muy eficaz", comenta en la investigación el autor Ignacio Duran Solís.

Expone que los vagones exclusivos tenían como objetivo primario frenar las agresiones sexuales a mujeres y así ellas se sintieran seguras al transportarse en Metro, pero la medida resultó insuficiente debido a factores como la alta demanda de usuarias que buscan viajar en estos convoys.
"Algunas mujeres jóvenes incluso perciben más agresiva la violencia ejercida
por otras mujeres que por los propios hombres. Lo que se deduce es que la violencia se ha diversificado, mujeres jóvenes sufren de igual manera violencia física y en menor medida violencia sexual por parte de otras mujeres", indicó.

Detectaron que lo que más provoca violencia de una mujer a otra son los roses cuerpo a cuerpo, lo que devienen en intolerancia, empujones y cosas que las mujeres interpretan como desafíos.
"En muchos casos las usuarias agresoras tienen ya una respuesta a la defensiva de manera agresiva, los insultos son de los más comunes. Con estos insultos la mujer joven se siente intimidada, siente temor a ser golpeada. Cabe señalar que la intención de las agresoras no solo es el de intimidar sino que además es del de tratar de tener un poco más de libertad espacial, esta fue la deducción después de observar cómo a mujeres que estaban al rededor de la agresora trataron de alejarse de ella", señala Duran.

El estudio indica que tanto de las agresiones físicas como sexuales las más afectadas suelen sera las pasajeras más jóvenes (18-25 años).

Lee el estudio completo en este link

JH

Te puede interesar:

[VIDEO] “Se me está aventando tu pu… perro”; policía saca arma y apunta a can en plena Alameda Central

Mueren atropelladas dos mujeres policía de la CDMX sobre la Zaragoza

[VIDEO] Hombre muere detenido en separos de Ecatepec; buscaba liberar a su hija adolescente