Ninguna mafia u organización criminal es capaz de desafiar el dominio y la violencia que ejercen seis cárteles mexicanos en el trasiego de drogas hacia Estados Unidos.

Estas organizaciones criminales mantienen un dominio absoluto de los corredores de narcotráfico en la frontera norte con la Unión Americana, no hay un gramo de cualquier tipo de droga que cruce hacia California, Arizona, Nuevo México y Texas sin que los cárteles mexicanos lo sepan y lo permitan.

Desde 2016, la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) monitorea los mecanismos de operación a los cárteles de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación, de Juárez, del Golfo, de los Beltrán Leyva y a Los Zetas, para evaluar el grado de peligrosidad y amenaza para Estados Unidos.



Pero la fortaleza de los cárteles mexicanos de la droga se ha expandido desde la frontera norte hacia el interior de la Unión Americana, en la que en al menos 35 estados tienen presencia y operan a través de células locales de distribución.

Te sugerimos: [VIDEO] Con más de 100 balazos, sicarios asesinan a cantante de narcocorridos

De acuerdo con un reporte desclasificado de la DEA, el 2018 National Drug Threat Assessment, 70% de los estados americanos son dominados o parcialmente dominados por cárteles mexicanos de la droga.

[caption id="attachment_341211" align="aligncenter" width="586"] Foto: Internet[/caption]

Los mercados de California, Texas y Florida son en los que estas organizaciones criminales tienen presencia y dominan el trasiego y la venta de heroína, cocaína, metanfetamina, marihuana y fentanilo, la droga que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha calificado como la peor amenaza para su población.
“Las organizaciones mexicanas criminales de alcance transnacional mantiene un control lucrativo de los corredores de contrabando, principalmente en la frontera sureste, y un gran alcance en el tráfico de drogas en Estados Unidos, con señales persistentes de crecimiento”, señaló la DEA en su informe.

“Continúan su expansión y su influencia criminal mediante vínculos y alianzas con otras organizaciones criminales transnacionales, algunas independientes, y un trabajo coordinado con pandillas transnacionales, pandillas callejeras estadounidenses, mafias en las cárceles y organizaciones asiáticas dedicadas al lavado de dinero”, se detalló en el informe.



La expansión de los cárteles mexicanos de la droga se consolida en territorio estadounidense a través del a cooperación y participación de células de distribución en los principales mercados de consumo, en los que mantienen su dominio a través de pandillas callejeras locales.

El mapa de la influencia criminal del narcotráfico mexicano superó la brecha que lo mantenía en las principales ciudades fronterizas para alcanzar mercados tan lejanos como el de Nueva Inglaterra, en donde alcanzan ciudades de Massachusetts, New Hampshire, Connecticut y Rhode Island o Seattle, en el estado de Washington, al extremo norte de la costa oeste.

Te sugerimos: [VIDEOS] Con ‘narcomanta’ y quema de autos ‘reciben’ a Guardia Nacional en Tabasco

De acuerdo con el reporte de la DEA, en los estados de la franja norte de Estados Unidos, la fortaleza de los cárteles mexicanos es impulsada por el crecimiento del mercado ilegal de venta de heroína y metanfetamina.

En los estados del norte es el Cártel de Sinaloa, hasta 2017 liderado por Joaquín El Chapo Guzmán, actualmente preso en Estados Unidos, el que domina ampliamente, aunque la fuerza que el Cártel Jalisco Nueva Generación ha amasado en México se refleja en con su dominio en ciudades como Minneapolis y Columbus.



La DEA considera que el tráfico de drogas en Estados Unidos ha provocado una epidemia que desde 2016 cobra la vida de 140 personas todos los días; según su reporte, las muertes por sobredosis han superado el índice de muertes por armas de fuego, accidentes de tránsito, suicidios y homicidios.

-El legado de El Chapo-


Aún con El Chapo en la cárcel y con pocas posibilidades de salir libre, la DEA continúa privilegiando el monitoreo y evaluación de las actividades del Cártel de Sinaloa en Estados Unidos, la organización criminal con mayor presencia en el país vecino del norte.

El Cartel de Sinaloa mantiene el dominio del trasiego de metanfetamina, marihuana, cocaína, fentanilo y heroína, y sus principales centros de distribución están en las ciudades de Phoenix, Los Ángeles, Denver y Chicago, drogas que llegan a través de corredores ubicado en Nogales, Sonora, Sierra Vista y Yuma, en Arizona, y San Ysidro y San Diego, en California.



Además, el cártel que Joaquín Guzmán fundó también mantiene cruces en Nuevo México y el oeste de Texas, en donde lucha con otros cárteles por el dominio de las rutas de trasiego.

-El nuevo orden del terror-


El Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) si bien es la organización criminal de menor historial, representa un foco rojo para las autoridades de Estados Unidos, pues es considerado actualmente como el grupo con la mayor fuerza y capacidad de expansión entre los cárteles mexicanos de la droga.

Sus hubs de distribución, en los que mantiene el control del mercado ilegal de la droga, se basan en grandes urbes como Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Atlanta, a los que surten a través de corredores ubicados en Tijuana, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo.



En su reporte de evaluación de riesgo, la DEA destaca que el CJNG mantiene una fuerte práctica de enfrentar de manera violenta con las policías y las fuerzas armadas mexicanas, así como con otros cárteles rivales.
“EL CJNG es una organización de multi-tráfico, manufactura y distribución de grandes cantidades de cocaína, heroína, metanfetamina y fentanilo, con presencia en 22 de los 32 estado de México”, cita el reporte de la DEA.

-Los rivales de El Chapo en Chihuahua-


El Cártel de Juárez mantuvo durante años su área de influencia en el corredor de la frontera norte con Estados Unidos; sin embargo, desde 2016, la DEA identificó que este grupo criminal ha expandido sus zonas de control.

Con centros de distribución ubicados principalmente en El Paso, Denver, Chicago y Oklahoma City, el Cártel de Juárez mantiene su trasiego principal en marihuana y cocaína y recientemente se ha expandido en metanfetaminas y fentanilo.



Adicionalmente, la DEA destacó que desde 2013, el Cártel de Juárez expandió campos de cultivo de opioides en zonas rurales de Chihuahua, en donde mantiene su base principal de operaciones.

-Mantiene las bases del tráfico ilegal-


El Cártel del Golfo ha operado por décadas principalmente en la región de Tamaulipas, entidad desde la que trasiega históricamente marihuana y cocaína; sin embargo, recientemente ha expandido su negocio en al tráfico de heroína y metanfetaminas.



Su zona de mercado se ubica principalmente en la región de sur de Texas a través de las regiones fronterizas del Valle de Río Grande, desde donde llega a grandes ciudades en Houston, Detroit y Atlanta.

Te puede interesar:

Los muertos invisibles: INM pierde pista a cadáveres de migrantes

[AMLO EN VIVO] Llegamos a un acuerdo con Policías Federales, asegura López Obrador

¿Sin trabajo? Ofrecen 28 mil pesos a mexicanos para ser tenderos en Canadá