La vendimia de 14 de febrero “Día del amor y la amistad”, para los comerciantes es como su aguinaldo, que cada año viene para apoyar la economía familiar. Sin embargo, este año la llegada de la pandemia de SARS CoV-2 (Covid-19) repercute en sus ingresos que diferencia de años pasados la venta y producción han bajado.

“Prácticamente no se ha estado vendiendo nada, se ha estado vendiendo muy poco y yo creo que 10, 15 o máximo 20% de lo que vendíamos normalmente”, expresó Adrián, comerciante del mercado de San Ángel.

“Del año pasado para acá han bajado bastante las ventas, principalmente y a lo mejor por la pandemia pero si nos han bajado un 50%”, manifestó José Carmen, comerciante del mercado de San Ángel.

imagen-cuerpo

En un recorrido realizado por El Big data, los comerciantes de estos productos señalaron que la producción también ha disminuido debido a que entienden que por seguridad es fundamental evitar concentraciones y comparan poco por la falta de venta.

Entre los principales productos de mayor demanda se encuentran las tradicionales tazas conmemorativas de la fecha, diseñadas para enviar un mensaje a la persona especial. Las cuales van de los 70 a los 180 pesos; las aromatizantes y coloridas flores que van de los 25 una flor a 180 pesos la docena; los carismáticos y abrazables osos de peluche que van de los 180 a mil 750 pesos los de mayor altitud. Además de las clásicas bolsas de regalo decoradas.

imagen-cuerpo

Los costos han permanecido igual pero esto no ha permitido que puedan apoyarse en su totalidad, debido a la poca afluencia de gente que se entiende no sale de sus casas por la situación. Lo que ha determinado la disminución de estas ventas y por ende una afectación a sus bolsillos.

De esta manera, conscientes del riesgo deben salir a las calles para promocionar sus productos, pero recuerdan a la población la importancia de que en caso de salir y acudan a realizar sus compras, se cubran, y porten todas las medidas sanitarias para la protección de todos.

“Le hacemos la invitación que vengan para reactivar otra vez la economía que nos ha estado bajando y pegando bastante a todos y más en esta temporada y en estas fechas que tenemos nosotros aquí. Nos han bajado bastante las ventas y las esperamos que venga pronto y con un gran cuidado, traer tapabocas, gel antibacterial y tomar la sana distancia”, manifestó José Carmen, comerciante del mercado de San Ángel.

Temas: