Un menor de 14 años de edad murió asesinado de un balazo en la cabeza luego de que un grupo de delincuentes lo asaltara, mientras vendía pastelitos para ayudar a su abuelita con los gastos. 

La víctima identificada como Matías Leonel ´N´ quedó huérfano hace siete años, por lo cual quedó a cargo de la madre de su progenitora, a quien él trataba de ayudar con la comercialización de cupcakes. 


Te sugerimos: [VIDEO] ¡Increíble! Señora escupe y agrede a jovencitas por darse un beso en la Cuauhtémoc


Su muerte fue anunciada por el entrenador del equipo de fútbol al que pertenecía en Argentina, quien detalló el fatal desenlace que tuvo el pequeño el pasado nueve de enero. 

De acuerdo con la publicación, Matías sufrió un asalto en las calles del barrio Parque Barón, en el barrio Santa Marta de Lomas de Zamora, donde le quitaron su producto que vendía y el dinero que había juntado. 


Te sugerimos: [VIDEO] "¡Tu p...rra madre!" Policías ´neutralizan´ a acosador sexual en la Línea B del Metro


Ante la situación trató de recuperar lo que le quitaron los delincuentes, pero al perseguirlos y enfrentarlos, estos le dispararon en la cabeza y cayó muerto. Sin embargo, los agresores aún en ese estado le quitaron sus tenis y su pantalón y posteriormente huyeron. 

'Pastelito' como era conocido en la zona quedó huérfano hace siete años junto a sus cuatro hermanos también menores de edad, luego de que asesinaran a su madre quien aparentemente igual que él fue victima de la delincuencia, por lo cual quedaron a cargo de su abuelita.  

GLE.

Temas: