En Nuevo León hay más de cinco mil personas desaparecidas y han localizado siete campos de exterminio, de acuerdo a colectivos de búsqueda. 

Al conmemorar el Día Internacional de Víctimas de Desaparición, familiares colocaron los nombres de 300 desaparecidos en una pared del cruce de Ocampo y Cuauhtémoc.


Te sugerimos: Riña entre reos deja un muerto y un herido en Cereso de Pachuca


Los activistas de Integrantes de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac), AMORES, Eslabones Nuevo León y Buscadoras Nuevo León exigieron al siguiente gobernador, Samuel García, colocar este tema dentro de sus prioridades. 

“Es imposible que en un estado con cinco mil personas desaparecidas, la desaparición no forma parte de la agenda prioritaria de Gobierno”, advirtió Ana Luna Serrano, directora de Cadhac.

Aseguró que darán continuidad al plan en materia de desapariciones, sin embargo, señaló la necesidad del compromiso de todas las autoridades para resolver este problema. 


Te sugerimos: Conductor balea a lavacoches frente a su esposa e hija por insistir en limpiar su camioneta


María del Socorro González Vera, de Eslabones Nuevo León, indicó que a partir del 2006, el tema de las desapariciones se agravó, con más saña hacia las personas. 

De acuerdo a la activista, los trabajos también los han hecho en el ejido Las Abejas, a donde regresarán para hacer trabajos de campo porque en ese sitio se han encontrado muchos indicios y fragmentos.

No obstante, dijo, muchos de los restos óseos ni siquiera pueden ser sometidos a pruebas de ADN por las condiciones en deterioro en que se encuentran.

ARM

Temas:

Contenido patrocinado