La Fiscalía General de Justicia de Nuevo León (FGJNL) reveló este miércoles que, de acuerdo con las últimas indagatorias, la principal línea de investigación sobre la muerte de Yolanda Martínez Cadena apunta a un suicidio, aunque aclaró que el análisis aún "no es concluyente".

En rueda de prensa, el vicefiscal Luis Enrique Orozco detalló que no se encontraron casquillos o algún indicio de violencia ejercido en contra de la joven, quien fue encontrada sin vida en un predio despoblado del municipio de Juárez el pasado domingo 8 de mayo.

“Se ha solidificado, consolidado, de mayor manera la línea de investigación orientada a un suicidio, conforme ha avanzado la investigación, el análisis de pruebas periciales, ha ido debilitándose la teoría de un feminicidio.

Entre los indicios encontrados en el predio, está un vaso con mensajes como "Te amo negrito", "Ya me voy" y "Márcame guapo", de los cuales la Fiscalía analiza con pruebas grafológicas si corresponden a la letra de Yolanda.

También dos botellas de agua que estaban junto al cadáver, y un recipiente alargado con la leyenda "peligro" que podría contener fosfuro de aluminio.


Te sugerimos: Yolanda Martínez: Fiscalía descubre veneno e insecticida en sus pertenencias


Además, se localizó una bolsa de mano cuyo interior guardaba ropa, un teléfono celular, una identificación oficial, una tarjeta de débito Banorte y un bote blanco con una etiqueta "Control 24E" del cual no se ha determinado su contenido.

"Es importante decirles: no se robaron pertenencias. A juicio de la familia las pertenencias localizadas se encontraron íntegras”, señaló Orozco.


Indicó que hay algunas entrevistas en la carpeta de investigación que hablan de un estado probablemente depresivo, de ideas probablemente suicidas, de comunicaciones que hizo Yolanda a personas allegadas a ella en las que dio información sobre la intención de dar un giro a su vida.

Temas: