La violencia en las marchas de cualquier bandera no será tolerada y no es aceptada aseguró la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

La mandataria local se asumió como feminista y dijo que personalmente y como cabeza del Gobierno de la Ciudad de México respeta el movimiento feminista y sus protestas; sin embargo, aseguró que en estas no aceptará la violencia.

“Yo me reconozco como feminista, lo que no estamos de acuerdo es con la violencia. No podemos aceptar la violencia de ningún tipo; siempre vamos a estar del lado de las víctimas, de las mujeres violentadas.


“Siempre vamos a estar del lado de la justicia. Como lo he dicho, es obligación de todo Gobierno la protección de las personas, independientemente de sus creencias. Defendemos a la Ciudad de México como una ciudad de libertades y de derechos", expuso la jefa de Gobierno.

  

En relación a los hechos que ocurrieron durante la marcha con motivo de la acción mundial en favor del aborto libre y legal, Sheinbaum apuntó que la violencia y los destrozos no tenían razón de ser, pues en la capital del país el aborto es legal desde 2007.

Abundó que el operativo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana en el que se encapsuló al grupo de mujeres fue para evitar que llegaran al Zócalo pues no había condiciones para una convivencia segura, pues en ese lugar permanece un plantón del movimiento FRENAAA.

Temas: