El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, entregó a la Fiscalía General de la República (FGR) las supuestas pruebas de la intromisión del narcotráfico en las elecciones de esa entidad.

De esta manera, el mandatario saliente formalizó la denuncia por este delito cometido el 6 de junio pasado, tras una reunión con el titular de la dependencia federal, Alejandro Gertz Manero.


Te sugerimos: AMLO desaira al gobernador de Michoacán; "Que vaya al INE", le manda a decir


La querella deberá formalizarse ante la Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada (FEMDO) de la FGR.

"Seguramente así va a quedar (como denuncia) pero por tratarse de la materia de delincuencia organizada hay que ratificarla ante la instancia especializada para la atención a la delincuencia organizada y eso se habrá de ratificar en el transcurso de la semana", explicó.

De acuerdo al michoacano, entre las pruebas presentadas hay grabaciones, videos, diálogos y testimonios de ciudadanos que afirman ser víctimas de la delincuencia organizada en ese estado.

Previamente, Aureoles Conejo acudió esta mañana a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) donde presentó sus pruebas y otros documentos ante la Oficialía de Partes Común.


Te sugerimos: "Todos cometemos errores", dice AMLO sobre empujón de Silvano Aureoles a manifestante


El gobernador perredista intentó entregar los documentos directamente al presidente Andrés Manuel López Obrador, el pasado 29 de junio en Palacio Nacional, sin embargo, el tabasqueño rechazó recibirlo, al argumentar que su denuncia era de materia electoral.

Aureoles esperó sentado afuera de la residencia presidencial en espera de ser atendido, sin embargo, esto nunca ocurrió.

ARM

Temas: