Si la tendencia de la curva de contagios continúa mostrando un alza en el número casos, el Gobierno de México deberá considerar detener la reactivación, advirtió la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

A través de una conferencia virtual, la OPS indicó que una apertura antes de tiempo podría provocar que los casos graves se multipliquen y que se rebase la capacidad hospitalaria en países de América Latina.


Te sugerimos: Entre abril y junio "se va a tocar fondo”: AMLO


En este sentido, la OPS pidió a los diferentes países de la región que “piensen dos veces” las decisiones antes de flexibilizar las normas de distanciamiento social y confinamiento, pues existe un riesgo sobre una reapertura “demasiado rápida”.

“En un país como México seguro que hay muchas diferencias y eso se tiene que tomar en cuenta, no hay una fórmula mágica pero si la transmisión todavía sigue creciendo eso es un indicativo de que no se debe empezar a abrir la actividad económica de manera inmediata porque sí puede significar que la transmisión se va a acelerar todavía más”, apuntó el subdirector OPS, Jarbas Barbosa.


Abundó que en el caso de México será fundamental que los Gobiernos destinen cada vez más apoyos a las poblaciones más vulnerables para que afronten las consecuencias de la pandemia.

Temas: