Las acusaciones del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, son absolutamente falsas, respondió la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

"Es falso y si tiene alguna prueba que la ponga. Estamos ocupados en lo que tenemos que estar ocupados. Es absolutamente falso lo que plantea", señaló en videoconferencia.


Ayer el gobernador de Jalisco dijo que las protestas realizadas en Guadalajara por el asesinato de Giovanni López a manos de policías municipales de Ixtlahuacán de los Membrillos fueron orquestadas desde la Ciudad de México y en los "sótanos del poder".

La mandataria capitalina resaltó que su administración está convencida de la importancia de defender los derechos humanos, por lo que aseguró que cualquier abuso policial debe ser sancionado.  

"Lo que sí es que las fuerzas de seguridad no están para reprimir al pueblo sino para brindar paz y seguridad", reviró.


Sheinbaum señaló que para las movilizaciones que se realizarán este viernes en la capital, una en la representación del estado de Jalisco y otra en la embajada de Estados Unidos, la Secretaría de Gobierno capitalino se coordinó con la Secretaría de Seguridad Ciudadana para implementar un operativo de vigilancia.

"Las acciones para evitar algún tema mayor en la ciudad y el comportamiento de la policía se vigilará para que no haya represión", dijo.


Pero, explicó que así como están en contra del abuso policial también están a favor de la manifestación pacífica.

Por la mañana, desde Villahermosa, Tabasco, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que tiene diferencias políticas con el Gobernador de Jalisco; sin embargo, aseguró que no busca una confrontación.

Temas: