El concierto de fin de Año Nuevo programado para el 31 de diciembre sobre Paseo de la Reforma y protagonizado por el grupo Los Ángeles Azules podría ser pospuesto como medida preventiva para frenar los contagios de Covid-19 y la variante Ómicron.

La jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum dijo este martes que está valorando la decisión, pues indicó que, aunque el número de hospitalizaciones y fallecimientos no se ha elevado, los contagios sí tienen un incremento.

"En general podemos informar que están ligeramente incrementándose los contagios, pero no así las hospitalizaciones ni las defunciones, de todas maneras estamos todos los días revisando y en el caso de la variante tampoco se ha encontrado la variante de una manera, es decir, son pocos casos aún que hay tanto en la ciudad como en el país, entonces, más bien el incremento en el número de casos, afortunadamente, no tiene que ver con incremento en hospitalizaciones y también en lamentables defunciones.


La mandataria capitalina rechazó una vez más que se tenga planeado cerrar actividades económicas y enfatizó que la posposición del evento no debe tomarse como una alarmar y mucho menos, sino solamente es una medida precautoria, a fin de evitar una mayor transmisión de esa enfermedad.


Te sugerimos: CDMX registra 30 casos de variante Ómicron en 24 días


Durante una conferencia de prensa, luego de instalar el Gabinete de Seguridad en la alcaldía Venustiano Carranza, aclaró que el evento no se cancelaría, sino que se valora aplazarlo, que en estos momentos hay negociaciones con los encargados de producirlo y más tarde se daría a conocer una resolución final.

Temas: