La empresa Sikorsky analizará las cajas negras del helicóptero que se desplomó el pasado 15 de julio y por el cual, murieron 14 marinos que participaron en la captura del narcotraficante Rafael Caro Quintero, en Sinaloa. Dicha compañía fabricó la aeronave siniestrada.

La Secretaría de Marina (Semar) enviará los aparatos de la Black Hawk de la aeronave dañada a Estados Unidos, confirmó José Orozco, vocero de la dependencia, al medio The Associated Press.


Te sugerimos: Legisladores del PAN exigen comparecencia de titular de Marina para explicar caída de helicópteros


Técnicos de la Marina viajarán el mañana viernes, para participar en el diagnóstico del siniestro junto a personal de la Fiscalía General de Justicia (FGR) y expertos de la compañía fabricante.

Orozco dijo que el registro de los dos últimos minutos de vuelo que tienen las cajas negras, será clave para de determinar de manera fehaciente la causa del desplome.


Te sugerimos: Reforzamiento de la Terminal 2 del AICM estará a cargo del Gobierno de CDMX y con recursos federales


Aunque los datos aún son preliminares, todo apunta a un problema“con el sistema de alimentación de combustible, pero no sabemos si es por error humano o falla técnica”, señaló.

Dicha hipótesis se obtuvo tras la “experiencia de pilotos y mensajes que tuvo el helicóptero con la torre de control... pero no hay nada confirmado”.

El pasado 10 de agosto, integrantes del Grupo Parlamentario del PAN en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, solicitaron la comparecencia del titular de la Semar, José Rafael Ojeda Durán, para que explique la caída del helicóptero Black Hawk.

El legislador Ignacio Loyola Vera argumentó que la dependencia está obligada, conforme a derecho, a rendir información verídica sobre los lamentables acontecimientos y las causas de los mismos.

Temas: