La jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo aseguró que la Secretaría de Salud local (Sedesa) tendrá que aclarar el porqué a tres Técnicos de Urgencias Médicas (TUM) del Centro de Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) de Sedesa se les ha negado el permiso para resguardarse en casa pese a padecer enfermedades crónico degenerativas.

“Si hubo algún tema en donde no cumplió la autoridad hay que resolverlo y si no que explique con todo detalle nuestra secretaria de Salud (Oliva López)”, respondió la mandataria a pregunta expresa de El Big Data.

Esta casa editorial publicó el 22 de junio que tres trabajadores del CRUM de Sedesa no obtuvieron el permiso para resguardarse en casa pese a padecer diabetes, hipertensión y asma y a que desde el 19 de marzo el Gobierno autorizó ese tipo de permisos para trabajadores con enfermedades crónico degenerativas.


Te sugerimos: Sedesa niega permisos a servidores vulnerables; uno murió por Covid-19


Sin embargo, uno de ellos, el TUM Sergio Arturo Mendoza Romero, quien padecía diabetes, murió el pasado 6 de junio a causa de coronavirus.

En tanto que las otras dos trabajadoras que padecen hipertensión y asma interpusieron quejas ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX) por la falta de una respuesta institucional en la que se les expliqué el porqué se les negó el permiso que solicitaron.

imagen-cuerpo

Al respecto, la jefa de Gobierno respondió que a ningún trabajador de la administración local se le ha negado el permiso, pero refirió que en este caso será la Sedesa y el director del CRUM los responsables de explicar el caso.

“En particular en este caso sí quisiera que lo respondiera a la Secretaría de Salud y el Director del CRUM porque también, no son los mayores ni me refiero en particular a este caso, pero también ha habido personas que no tienen las comorbilidades o la edad y de todas maneras quieren hacer uso de este permiso”, respondió.


Pero en términos generales, dijo, ha existido mucha solidaridad por parte de los trabajadores de la salud.

Incluso, refirió, hay médicos mayores de edad o con enfermedades crónico degenerativas que han seguido laborando por vountad propia pese al riesgo de contraer coronavirus.

-La versión de Sedesa-

El Big Data entrevistó desde junio a José Carlos Guerrero Ascencio, director ejecutivo de Urgencias y Atención Prehospitalaria de la Sedesa, y quien autoriza los permisos, quien argumentó en entrevista que dichos trabajadores del CRUM lo que realmente quieren es no trabajar.

En el caso del TUM Sergio Arturo Mendoza Romero, señaló que era difícil determinar dónde se contagió el trabajador fallecido el pasado 6 de junio, ya que “hasta donde tenía entendido trabajaba en Cruz Roja”.

Pero que independientemente de ello en el CRUM se cumplían las medidas sanitarias para disminuir el riesgo de contagios.

Respecto a la queja interpuesta en la Comisión de Derechos Humanos capitalina, con número CDHDF/V/121/VC/20/D3553, Guerrero Ascencio señaló que se respondió al organismo que el permiso no procederá.

Temas: