El coronavirus SARS-CoV-2, pandemia que ha cambiado radicalmente la vida de millones de personas en el mundo, se originó probablemente en una granja de animales exóticos al sur de China, explicó Peter Daszak, presidente de EcoHealth Alliance y miembro de la delegación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investigó el origen de la pandemia en el gigante asiático.

En entrevista para la radio estadounidense NPR, el especialista abundó que miembros del equipo de investigación de la OMS enviado a China, encontraron nuevas pruebas de que las granjas de animales salvajes estaban abasteciendo al mercado de Huanan en Wuhan, epicentro de la pandemia.

El investigador, declaró que él y otros expertos del equipo de la OMS que visitó China a comienzos de año creen que el murciélago que incubó el primer coronavirus SARS-CoV-2 provenía de la provincia meridional de Yunnan o de la vecina Birmania.

Apuntó que el primer contagio a personas en el sur de China se basa en entre otras conclusiones, en que el gobierno chino decidió cerrar el importante sector de las explotaciones de granjas de animales exóticos en la provincia de Yunnan en febrero de 2020.

"Esas granjas toman animales exóticos como las ginetas, los puercoespines, los pangolines, los mapaches o las ratas del bambú para que se reproduzcan en cautividad”, destacó Daszak.

Adelantó que en las próximas semanas, con algunas de las conclusiones extraídas por el equipo de expertos que se desplazó a Wuhan para investigar el origen de la pandemia de la Covid-19, la OMS presentará un informe más detallado.

Este experto, que trabajó en la investigación de los orígenes del virus del SARS, señaló que ahora la clave será determinar qué animal hizo de puente entre los murciélagos y los humanos y qué granja, de las muchas que se promovieron en el sur de China para sacar a la población rural de la pobreza, es el origen de la pandemia que ha matado a más de 2,6 millones de personas.

Temas: