Fuentes oficiales dieron a conocer la denuncia que presentó Emilio Lozoya contra los expresidentes de México, Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), Enrique Peña Nieto (2012-2018) y otros ex legisladores del PAN.

El ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), quien firma el documento de 60 hojas y dirigido y sellado por la Fiscalía General de la República (FGR), presenta la formal denuncia de hechos posiblemente constitutivos de delito, por los presuntos sobornos entregados por Odebrecth al Gobierno mexicano: al presidente, al secretario de Hacienda y a integrantes del Poder Legislativo.


Te sugerimos: PRI denunciará penalmente a Lozoya; se dicen víctimas del ex funcionario


La entrega de dichos recursos y promesas de beneficios, detalla, comenzaron durante el sexenio del ex presidente panista y culminó en el mandato del priísta, particularmente durante la negociación de la reforma energética.

Por instrucciones de Luis Videgaray y de Peña Nieto, la empresa constructora brasileña obtuvo diversos contratos y beneficios  del Estado mexicano, además de participación activa junto a otras grandes empresas, influenciando la política energética mediante la mencionada reforma.


Te sugerimos: Conceden amparo a Alonso Ancira contra extradición por lavado de dinero


Caso Odebrecht y financiamiento al PRI

Emilio Lozoya relató en su comparecencia escrita, cuando conoció a Luis Weily, que sirvió de contacto para acercarse al entonces candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, quien junto a Videgaray, le solicitaron ser el coordinador de Asuntos Internacionales de la campaña electoral.


Te sugerimos: Protagoniza VIDEO de sobornos en el Senado y ahora es contratista de la 4T


Con la misión de gestionar los recursos extranjeros para financiar la campaña, Lozoya pidió a Odebrecht una aportación de seis millones de dólares, a orden directa de los implicados.


Te sugerimos: Gobernador de Qro se defiende de acusaciones de Lozoya; “son una infamia”


El ofrecimiento de este dinero, lo había hecho Marcelo Odebrecht desde que Peña Nieto era gobernador del Estado de México, debido a su interés económico para su empresa, ante una eventual reforma energética.

Una vez en el poder, Peña Nieto y Videgaray, afianzaron la relación con la constructora carioca, por lo que los pagos para la obtención de beneficios en contratos continuó.

El ex funcionario de Pemex destaca en su declaración, que todos los movimientos bancarios eran con tarjetas proporcionadas por Videgaray Caso y siempre bajo las órdenes de éste, “quien desde la campaña - de EPN- siempre fue mi superior y a quien siempre le reporté”.

Influencia de Carlos Salinas

En denuncia en poder de la FGR, también se acusa al ex presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, de quien Lozoya dice, ejerció su poder político para influir en las decisiones y nombramientos al frente de Petróleos Mexicanos.

Destaca el ascenso a la presidencia de la empresa petrolera de José Antonio González Anaya, concuño de Salinas de Gortari.

González Anaya sugirió a Lozoya tener cuidado con el ex presidente priísta de 1988 a 1994, quien consideraba 'traidores' a los que no ayudaban a sus hijos o socios.

 

 


Temas: