Un grupo de indígenas tzeltales mantienen retenidos desde hace 24 horas a elementos de la Guardia Nacional (GN) y del Instituto Nacional de Migración (INM), en represalia por asegurar a dos traficantes de personas que operan en la selva de Chiapas.

Otra versión señala que los agentes llevaban a varios loros a bordo de sus unidades, por lo que los acusaron de traficar con especies animales.


Te sugerimos: Vacunarán contra Covid-19 a 10 menores en Puebla; juez les otorga amparo


Los habitantes de esa región, encabezados por un candidato a un puesto de elección popular en el ayuntamiento de Ocosingo, por Morena, interceptaron a los vehículos en los que viajaban los agentes federales en el crucero de San Javier.

El punto ubicado sobre la carretera Fronteriza del Sur, enlaza hacia el este con el río Usumacinta, donde desde hace más de un año ingresan cientos de migrantes centroamericanos.


Te sugerimos: Mueren 16 personas y 22 resultan lesionadas tras fuerte choque en carretera de Sonora


Hasta ahora ninguna autoridad ha informado sobre la detención de los uniformados y el personal migratorio, sin embargo, trascendió que fueron desarmados.

Tampoco se ha informado si reciben alimentos o si se encuentran cautivos en una comunidad cercana.

ARM

Temas:

Contenido patrocinado