El resguardo del avión presidencial en el aeropuerto de logística de Victorville, en California, costó al Gobierno de México, 22 millones 778 mil pesos.

Por orden del presidente, Andrés Manuel López Obrador, la aeronave, un Boeing 77-8 Dreamliner, fue trasladada a Estados Unidos con el único objetivo de que se vendiera, pues consideró que su compra fue “una ofensa al pueblo de México”.


Te sugerimos: Hay 2 ofertas e incluso un anticipo por avión presidencial, confirma AMLO


Sin embargo, 19 meses después de su vuelo a Estados Unidos, el avión presidencial regresó a México sin un comprador seguro y únicamente con promesas de compra u ofertas de compradores que no han sido plenamente identificados.

El pago por el resguardo del TP01 José María Morelos estuvo a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dependencia que asumió un costo anual de 719 mil 321 dólares, a un tipo de cambio de 20 pesos por dólar.

Tan sólo durante el primer año, la Sedena pagó 14 millones 386 mil 420 pesos, de acuerdo con una publicación de El Universal, por lo que sumando los meses que pasó durante este año en California, se rebasaron 22 millones de pesos.

Esta mañana, el presidente López Obrador aseguró que el avión presidencial cuenta con al menos dos ofertas de compra y abundo que su administración decidió regresarlo a México ya que no tenía un buen resguardo en el hangar de Boeing.

Temas: