Un recién nacido salió disparado por el parabrisas de un automóvil Chevy, impactado por un auto Spark. 

Los hechos se registraron la mañana de hoy en el centro del municipio de Tehuacán, Puebla, lugar en donde el cadáver del bebé quedó tendido en el pavimento. 


Te sugerimos: [VIDEO] Sin prisa, así asaltan a transeúntes de la carretera México-Puebla


El auto, en el que al parecer el menor viajaba junto con sus padres, volcó. La zona tuvo que ser acordonada por la Policía Municipal. 

El cadáver del bebé fue cubierto con una manta azul, en lo que llegaban el Semefo para levantar el pequeño cuerpo. 

Un hombre, al parecer el padre del neonato, se postró a llorar pegado al cuerpo inerte del infante. Mientras que la madre permaneció conmocionada a un costado de su esposo. 

Hasta el momento se desconocen las circunstancias que provocaron el accidente, ni quién puede ser calificado como responsable. 

Temas: