La fotografía que publicó el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, de su visita en el hospital al secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfcuh, dejó algo más que amistad al descubierto.

En el fondo de la imagen, justo en la esquina que se forma entre los sillones que ocupan Nieto y García Harfuch se observa un fusil de asalto Gali ACE 21 de fabricación israelí, junto con un chaleco antibalas con las siglas de la SSC.

El viernes pasado, el secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México fue blanco de un atentado en su contra cometido por un grupo de sicarios del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

García Harfuch permaneció dentro de su camioneta, una Suburban en color negro blindada con nivel 5 plus, lo que le permitió salvar la vida; el vehículo recibió 414 disparos de armas de fuego de distintos calibres, incluido del fusil Barrett calibre .50.

La fotografía de la visita del titular de la UIF generó polémica en redes sociales en las que se ha cuestionado la presencia del fusil dentro de un cuarto de hospital o sobre la necesidad de que el funcionario cuente con un arma para su defensa luego del atentado.

Temas: