El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield, afirmó que el precio del kilo de la tortilla no debe rebasar los 18 pesos en tortillerías y de 13 pesos en tiendas de autoservicio, pues no existe motivo para el incremento.

Indicó que los costos del maíz blanco, gas y otros insumos utilizados en la fabricación de este alimento básico, mantienen los mismos niveles que al final de 2021.


Te sugerimos: Tren maya tendrá nuevo trazo; AMLO pide a hoteleros cooperar


“No ha habido aumento del maíz blanco, no ha habido aumento en el gas, el aumento del maíz blanco está ya reflejado en los precios de 13 pesos por kilo promedio para supermercados y de 18 pesos en tortillerías”, señaló el funcionario federal.


Los aumentos, dijo, ya se reflejaron en los últimos meses del año pasado, en lo que va de 2022 “y lo que se prevé hasta la cosecha de Sinaloa en mayo, no hay motivos para aumentos adicionales”.


Te sugerimos: UNAM dice no al regreso total de clases presenciales, pese a semáforo verde


Sheffield Padilla recordó la ayuda del aumento en el salario mínimo que ahora está en casi mil 200 pesos a la semana, y el cual fue mayor a la inflación, además afirmó que los 21 productos monitoreados por la Profeco no registran aumentos en 2022, al conseguirse esos alimentos en 746 pesos para una familia promedio.

Aunado a esto, aseguró, los precios de la gasolina siguen estables, mientras que hay otros productos con alzas por cuestiones estacionales como pollo y huevo.

ARM

Temas: