Alexandra Macesanu, una jovencita rumana de 15 años víctima de secuestro, murió calcinada luego de que la policía de su país tardara horas en rescatarla, pese a que la menor logró contactar a las autoridades en tres ocasiones.

Fue la familia de la adolescente quien ha logrado evidenciar la falta de apoyo por parte del personal de seguridad en Rumania, porque revelaron que pidió auxilio desde el sitio donde la mantenían cautiva.

Por favor, quédate conmigo en la línea, estoy realmente asustada”, suplicó al agente que la atendió. Sin embargo, la respuesta fue:
“No puedo quedarme en la línea con usted, señorita, tengo otras llamadas”.

Negligencia policiaca


De acuerdo con Alexandru Cumpanasu, tía de la joven, su sobrina desapareció el 24 de julio tras salir de su casa en una comuna del sur de Rumania para viajar rumbo a Caracal, a menos de 10 kilómetros de distancia.

En el trayecto la detuvo un individuo identificado como Gheorghe Dinca, un mecánico de 66 años, quien después de someterla la encerró en un domicilio cercano a Caracal.

No obstante, la chica de 15 años se las ingenió para poder utilizar el móvil de su victimiraio y dar aviso a la policía, pero la ayuda se convirtió en la sentencia de muerte de la menor.

Quédate allí, un vehículo de Policía vendrá sin falta, en unos dos o tres minutos […] demonios, cálmate, el auto está en camino, pero la realidad era que ningún agente ingresaría a la vivienda, pues esperaban una orden de allanamiento legal.

Rescate tardío


Pasaron 19 horas de que Alexandra pidiera por última vez ayuda. Cuando los uniformados ingresaron al domicilio hallaron el cuerpo carbonizado que la menor; en otra parte del domicilio localizaron una osamenta de otra víctima.

Tras detener al individuo y después de que este confesara que cometió abusos sexuales contra dos chicas, para después asesinarlas, se confirmó que la otra víctima qera una mujer de 18 años que desaparecido en abril de este año.

Indignación nacional


Después de que trascendiera esta situación, la sociedad rumana ha expresado su indignación por la negligente forma que la Policía atendió esta situación, que derivó en la muerte de la menor.

En respuesta, el Gobierno de Rumania ha destituido a varios funcionarios de alto perfil, entre estos el de la ministra de Educación, Ecaterina Andronescu, por una inoportuna declaración:

A la víctima se le instruyó desde niña a no subir a vehículos con extraños, comentó.

Te puede interesar:

Cadáver sí es de empleada del Little Caesars Xochimilco secuestrada por taxista

‘Dicúlpame, acabo de matar a tu hija’, así se despidió la abuela de Teresita antes de huir

Violan y decapitan a una bebé para arrojar su cuerpo a unos arbustos

Temas: