El Gobierno de la Ciudad de México inauguró la primera etapa de una planta de biodiesel que servirá para dotar de combustible verde a 200 autobuses, lo cual permitirá una disminución de hasta 80% de emisiones de gases de efecto invernadero.

Así lo informaron la jefa de Gobierno Claudia, Sheinbaum Pardo, y el coordinador general de la Central de Abasto de la Ciudad de México (CEDA), Héctor Ulises García Nieto.

“Va a permitir la operación de alrededor de 200 autobuses con un 10% de mezcla con el diésel”, agregó Sheinbaum durante el evento de inauguración.


Por lo que actualmente se realizan pruebas con autobuses de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) para determinar si el biodiesel les es funcional.


Te sugerimos: Suma Central de Abasto mil 400 casos de coronavirus en 14 semanas


De ser así la RTP compraría el combustible a la planta instalada en la Central de Abasto y ese sería su mecanismo de financiamiento.

Rosaura Ruiz, secretaria de Educación, Ciencia y Tecnología (Sectei), dijo que la planta producirá mil 500 litros de biocombustible por día, que representa el 25% de la meta propuesta de producción de biodiesel del programa Ciudad Solar.

Por su parte, la jefa de Gobierno explicó que la producción del biodiesel se da gracias al aceite vegetal de cocina usado, que principalmente se obtendrá de los locales del CEDA, y se encuentran en vías de realizar un mecanismo para recolectar el aceite. 

Agregó que el proyecto además servirá para evitar taponamientos de drenaje en los mercados públicos de la capital y de la Central de Abasto.

Señaló que si la planta inaugurada en el CEDA es exitosa evaluarán la construcción de otra.

La planta productora de biodiesel con tecnología IPN-GBD-1000 será operada por el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y generará cuatro empleos especializados directos.

Temas: