Una bebé de tan sólo un año murió sofocada dentro de un automóvil de lujo de su padre, quien se negó a romper las ventanas para rescatarla ya que “no tenía dinero para pagar los daños”. 

Lo anterior se presentó en Las Vegas, Estados Unidos, el pasado lunes, donde la menor de edad permaneció atrapada cerca de una hora con el desértico calor de la ciudad mientras su padre organizaba con la policía la mejor forma de rescatarla sin dañar su supuesto “auto de lujo”. 

De acuerdo con medios locales, en primera instancia los agentes le propusieron a Sidney Deal - padre de la niña - llamar a un cerrajero, una grúa u optar por romper una ventana, pero el hombre dijo que no podía permitir que el vehículo se dañara. 


Te sugerimos: Esmeralda de 16 años se les esfumó a sus papás en un cruce de semáforo


A pesar de la gravedad del asunto, Deal afirmó que Sayah, su hija, estaba bien ya que había dejado encendido el aire acondicionado, por lo que optó por llamar a su esposa con la finalidad de que se comunicara con su compañía de seguros para enviar a un experto.

A su arribo, el padre volvió a negarse a una nueva acción de rescate, pues el precio para sacar a su hija era ‘sumamente elevado’. 

El tiempo avanzaba y mientras Sayah continuaba dentro del auto, su padre optó por llamar a su hermano, quien sin dudarlo envolvió su mano con una camisa y ofreció romper una ventanilla, siendo detenido por Deal. 


Te sugerimos: Escépticos del Covid-19 conspiran para secuestrar a gobernadora


Luego de una hora de propuestas, la Policía tomó cartas en el asunto y rompió una de las ventanas a pesar de las negativas del hombre. 

Sin embargo, ya era demasiado tarde, pues para ese momento la niña ya había fallecido. 

“Su cuerpo tenía rigidez cadavérica y había dejado de moverse en el piso de asiento trasero luego de estar encerrada aproximadamente una hora”, declararon los uniformados a medios locales.


Te sugerimos: Policía que asesinó a George Floyd queda libre y ahora nadie protestó


Por tal motivo, Sidney Deal fue arrestado e ingresado a un centro de detención en el condado de Clark bajo cargos de abuso y negligencia infantil. 

Se esperaba que compareciera ante un tribunal el pasado jueves, sin embargo no asistió debido a un problema de salud. Su fianza fue estipulada en 20 mil dólares. 

Al momento de la publicación de esta nota, las autoridades no han actualizado la información al respecto. 

RCS. 



Temas: