III Servicios

, empresa filial de

Petróleos Mexicanos (Pemex)

y encargada de construir la polémica

Estela de Luz,

será la responsable de pagar las

671 pipas

que el

Gobierno federal

adquirió en Estados Unidos para normalizar el abasto de

gasolina

en el territorio nacional.



Te sugerimos: Gobierno de AMLO debe transparentar gasto de 85 mdd en pipas compradas en EU



La relación entre

Pemex

y

III Servicios

, cuestionada por el sobrecosto de poco más de mil millones de pesos con el que se pagó en 2012 la

Estela de Luz

, se hizo público el 28 de enero pasado durante una comparecencia de la secretaria de Energía,

Rocío Nahle,

en la Cámara de Diputados.



La funcionaria federal detalló a los diputados que

III Servicios

firmó al menos cinco memorandos de entendimiento para la adquisición de las

pipas,

por un monto de 92 millones de dólares de una línea de crédito por hasta 180 millones.


“La empresa que está firmando este memorándum es III Servicios, que es una filial de Pemex a través de su apoderado, Armando Gutiérrez ----. Para la compra de los autotanques, la III Servicios recibió un préstamo de PMI Norteamérica (también filial de Pemex) hasta por 180 millones de dólares”, señaló la funcionaria.


Leer más: Sí hubo competencia para comprar las 671 pipas: Gobierno Federal



En 2009, cuando el Gobierno del ex presidente

Felipe Calderón

inició la proyección de la construcción de la

Estela de Luz

creó un fideicomiso en el que asignó como fiduciario al Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada, S.N.C. (

Banjercito

), quien a su vez contrató a

III Servicios

para que se encargará de administrar la edificación del monumento.





Con la intervención de

III Servicios

, los problemas en torno al Monumento del Bicentenario se agravaron. Además del retraso de casi 15 meses en su edificación, su costo aumentó 192% respecto de lo contemplado en el proyecto original, de acuerdo con la fiscalización de la

Cuenta Pública 2011

, que realizó la Auditoría Superior de la Federación

(ASF).



[caption id="attachment_290424" align="aligncenter" width="592"]

Reporte de acciones que la

ASF

presentó en en la Cuenta Pública 2011 sobre presuntas irregularidades detectadas en la construcción de la

Estela de Luz

.[/caption]



Apenas dos meses antes de la celebración por el Bicentenario de la Independencia, en julio de 2010, el entonces secretario de Educación Pública,

Alonso Lujambio,

asumió la organización de los festejos y admitió desorden y la necesidad de nuevos estudios técnicos para concluir la

Estela de Luz

.



Un mes después, el 13 de agosto, el entonces funcionario anunció que el monumento no estaría listo el 15 de septiembre y retrasaba su conclusión para el último tercio de 2011.



En ese lapso se detectaron irregularidades que obligaron a Agustín Castro, entonces director de

III Servicios

, a separarse de su cargo junto con otros 26 empleados de la filial de

Pemex.





En su relevo llegó Ignacio López, pero las anomalías ya habían provocado que los planos del proyecto pasaran de 141 a 560 pliegos y que el costo del monumento se elevara de 393 millones a 690 millones de pesos.



El sobrecosto de la

Estela de Luz

no quedó ahí y al finalizar la obra alcanzó un precio de mil 304 millones de pesos. Dos años después, la

ASF

concluyó que tanto el Comité Técnico del Fideicomiso,

Banjercito

y

III Servicios

, tomaron decisiones sin coordinación y observancia de la normativa para asegurar la eficacia, eficiencia y economía en el uso de los recursos públicos.



Por el aumento en el precio de la obra y las irregularidades detectadas, la Secretaría de la Función Pública denunció a 12 funcionarios de

III Servicios

.



Al término del proceso logró la inhabilitación por 12 años para desempeñar un cargo público federal de Agustín Castro Benítez, ex director de la filial; junto con él, fueron denunciados también Juan Alberto Bravo Hernández, ex asesor técnico administrativo; Ricardo Morales Jaramillo, gerente de Administración y Finanzas, y Rubén Enrique Arenal Alonso, gerente jurídico, investigados, pero no sancionados.


-Pemex triangula transacción-


De acuerdo con su propio sitio de Internet,

III Servicios

está sujeta al derecho privado y alineada a las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS). Además de la renta de 654 hectáreas de terreno con vocación industrial que posee en Coatzacoalcos, Altamira y Reynosa, se encarga de inversiones, proyectos y desarrollo en el mercado inmobiliario.



[caption id="attachment_290425" align="aligncenter" width="768"]

Imagen tomada de la página web de

III Servicios

.[/caption]



Actualmente, señala el sitio, “brindamos servicios en más de 421 viviendas, 342 habitaciones de hotel, 635 cajones de estacionamiento, más de 30,647 m2 de oficinas e instalaciones de servicios en centros sociales y deportivos en instalaciones de

Pemex”.



De acuerdo con la secretaria de Energía,

Rocío Nahle,

 la compra de

671 pipas

se realizó entre el 20 y 23 de enero pasado por 92 millones de dólares que serán cubiertos: 40% como anticipo, 30% a contra entrega y 30% restante tras la verificación del comprador.

III Servicios

, agregó la funcionaria, hizo la primera transferencia el 23 de enero por un monto de 71 millones de dólares.



El préstamo a la filial de

Pemex

fue hecho por

PMI Norteamérica

, otra dependencia de la misma paraestatal y cuyos consejeros, Saúl Hernández Legarreta y Jorge Valdez Montoya, aprobaron el préstamo un día antes. Para contar con capital,

PMI

retrasó tres días el pago de crudo que había adquirido en Estados Unidos para procesarlo en la refinería de Deer Park, de donde la misma firma es copropietaria junto con Shell.



Te puede interesar: 



En riesgo elecciones intermedias de 2019 por reducción presupuestal al INE: Córdova



Suprema Corte niega devolver “miles de millones de pesos” a Cervecería Corona



Si este miércoles funcionarios no presentan declaración de bienes, no podrán trabajar: AMLO