Más de 200 personas fueron víctimas de estafa por parte de una red delictiva de defraudadores, quienes les quitaron a cada una entre dos mil 800 y cuatro mil 500 pesos.

El fraude ocurrió a través de Sergio Briones Portillo, supuesto pastor de una iglesia cristiana presunto cabecilla de los delincuentes, quien prometió trabajo a las víctimas en Montreal, Canadá.


Te sugerimos: Verdad histórica en Ayotzinapa estuvo plagada de irregularidades y manipulación de pruebas: fiscal


Para dicho viaje, los interesados depositaron diversos montos, y posteriormente los citaron en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), sin embargo, se quedaron esperando.

Esta mañana, los afectados se reunieron a las puertas de un hotel, donde les harían pruebas de Covid-19, sin embargo, al paso del tiempo, se dieron cuenta que nadie llegaría y que todo era una estafa.

"Nos citaron aquí a las siete y media de la mañana para entrar al hotel Hilton y tener una cuarentena previa para poder salir a Canadá; se nos pidieron alrededor de cuatro mil 500 pesos por persona y es casi un millón de pesos, pero eso no es el problema porque estoy viendo que vienen personas de casi toda la República.


Te sugerimos: Congela la UIF cuentas de 186 personas relacionadas con cárteles en México


De acuerdo a las personas, la oferta era un empleo en la industria de la construcción con un contrato de un año para los hombres y de medio año para mujeres, con una paga de 20 a 22 dólares.

Briones Portillo es el cabecilla del grupo delictivo y posiblemente originario de Tlaxcala; junto con más cómplices captan a víctimas en diferentes estados del país, a desempleados o personas que desean mejorar sus ingresos con ofertas laborales atractivas en Canadá.


Te sugerimos: México tiene la tasa más alta de embarazos en menores de 19 años de América Latina


Pero todo es un fraude, pues luego de enganchar a las personas y que éstas depositan el dinero requerido, desaparecen. El fraude se ha repetido en diversas ocasiones en varias partes de la República.

Las víctimas pidieron a las autoridades de la Secretaría de Gobernación, de la Fiscalía General de la República y de la Guardia Nacional, desarticular esta red de estafa que afecta a quienes tienen necesidad de un empleo.

ARM

Temas: