La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) suspendió a Rusia del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, tras su invasión contra Ucrania.

Con 93 votos a favor, 24 en contra y 58 abstenciones, el organismo internacional se justificó con el reglamento que actúa en contra de quienes cometan violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos.

La propuesta, que supone un revés diplomático para Rusia, la presentó el lunes pasado la embajadora estadounidense ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, tras conocerse las atrocidades presuntamente cometidas por el ejército ruso en Bucha.

Por su parte, el embajador ucraniano ante la ONU, Sergiy Kyslytsya, aseguró que Rusia no sólo está cometiendo violaciones a los derechos humanos, sino que también altera los cimientos de la paz en el mundo.

Rusia no sólo está cometiendo violaciones de los derechos humanos, sino que está sacudiendo los cimientos de la paz y seguridad internacionales”

Asimismo, instó a los participantes a votar a favor del proyecto que ejercía la suspensión de Rusia en el Consejo de Derechos Humanos, pues de lo contrario demostrarían indiferencia al permitir un genocidio como el de Ruanda en 1993.

Rusia es el segundo país al que se le quitan sus derechos de membresía en el Consejo de Derechos Humanos que se estableció en 2006. En 2011, la asamblea suspendió a Libia cuando la agitación en el país del norte de África derrocó al líder Moammar Gadhafi

Temas: