Ante la intensa demanda de tanques de oxígeno, así como la escasez del producto por la pandemia de Covid-19, las familias del Estado de México se han visto en la necesidad de buscar con desesperación este insumo siendo, en algunos casos, víctimas de fraudes o estafas. 

Algunas personas ‘adelantadas’ dejan de lado el sentir de las familias y se aprovechan de su urgencia por el tanque para estafar a los interesados. 

Por medio de redes sociales se han expuesto diferentes denuncias de los afectados, reportando perfiles de Facebook que presuntamente se dedican a la venta, renta y concentradores de tanques de oxígeno.


Te sugerimos: NO ES BROMA: Líder de Barras Praderas ahora es sensei oficial de Cobra Kai


En estos perfiles, los abusivos piden un anticipo de 50%, y en algunos casos, incluso el monto total vía depósito o transferencia, pero una vez hecho el pago, de inmediato se bloquea al consumidor. 

A través de Facebook una de las víctimas describió que el proveedor le aseguró que ya se dirigía a su hogar tras realizar el depósito, pero nunca llegó: 

“Afortunadamente conmigo no fue tanto dinero (mil 500), pero sí he visto casos de personas con hasta 20 mil pesos de estafa”, señaló.


Te sugerimos: VIDEO-CDMX| "¡Qué te pasó!"; hija se entera de muerte de papá por redes


En su mayoría, los perfiles dedicados a estas estafas son recién creados, con nombres apócrifos como ‘tanques de oxígeno’; sólo algunos utilizan algún nombre propio y copian imágenes de los tanques. 

“Muchos estamos en situaciones de urgencia, por lo que confiamos en la buena intención de la gente, una vez más aprovechándose de la necesidad. Si en algún momento llegaran a toparse con este perfil es fraude”

imagen-cuerpo

Los afectados desconocen la forma de cómo denunciar o proceder ante estos casos, por lo que se limitan a exhibir el fraude en sus redes para advertir al resto de la población para que no caigan en la trampa. 

“Espero que esto se difunda y llegue a varias personas para que no sigan lucrando con la necesidad ajena”, señala la persona afectada.

RCS.

Temas: