Esta semana se la detección de una nueva variante del coronavirus, identificada como B.1.1.529, que posee múltiples mutaciones y que ha despertado "preocupación" entre los especialistas.

Las autoridades sanitarias señalaron que esta mutación pueda llevar a una evasión inmunitaria y a una mayor transmisibilidad, por lo que ya se estudia si las actuales vacunas contra el Covid-19 tendrían eficacia para la nueva variante.

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaron que están analizando, junto a colegas sudafricanos, la nueva variante descubierta del coronavirus, a la que denominaron Ómicron.


Te sugerimos: Latinoamérica en riesgo de alza de contagios como en Europa, alerta la OPS


"Es una variante a seguir y es preocupante", destacó en un encuentro con internautas la jefa de la unidad técnica anti-Covid de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Van Kerkhove.

Hasta ahora fueron detectados 22 casos, principalmente de jóvenes, de acuerdo con el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles (NICD, por sus siglas en inglés). También se registraron casos en el vecino Botsuana y en Hong Kong, en una persona que regresó de un viaje a Sudáfrica.

"Lo que nos preocupa es que esta variante no sólo podría tener una capacidad de transmisión mayor, sino que también podría ser capaz de eludir partes de nuestro sistema inmunitario", declaró el profesor Richard Lessells, otro investigador.

John Nkengasong, del Centro de Control y de Prevención de Enfermedades de la Unión Africana (África CDC), aclaró que existen muchas variantes, pero algunas no influyen sobre la progresión de la epidemia.

Por la variante, Reino Unido veta desde hoy los vuelos procedentes de seis países africanos: Sudáfrica, Namibia, Lesoto, Suazilandia, Zimbabue y Botsuana.


Te sugerimos: COVID-19| Europa vuelve a las restricciones ante un nuevo aumento de los contagios


También agregará a esos países a su lista roja de destinos de viaje, que desde finales no incluía a ningún territorio. Esa clasificación significa que las personas que hayan estado en los últimos 10 días en uno de esos lugares sólo podrán entrar al Reino Unido si tienen nacionalidad británica o residencia en el país. Los que accedan a territorio británico deberán guardar una cuarentena de 10 días en un hotel designado por las autoridades.

En tanto, Europa busca cómo contener la cuarta ola de Covid, luego de que más de 1.5 millones de personas fallecieron en el Viejo Continente por la enfermedad.

Temas: