El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llamó a la población a “no ser maricas” ante la advertencia de una segunda ola de casos de Covid-19 y pidió entender que la economía es vital.

Durante su discurso ante representantes del sector turístico el mandatario advirtió del impacto financiero del virus y acusó de un intento por “amedrentar al pueblo” con un eventual rebrote de la pandemia.


Te sugerimos: OMS alerta por un ‘problema’ en la vacuna Pfizer anti Covid-19


Asimismo, el presidente mantuvo su discurso como desde el inicio de la enfermedad, al considerarla sobredimensionada, causa por la cual, dijo, la prensa volverá a condenarlo.

"Les dijeron quédense en casa que la economía se recupera después y los hundieron a todos", al tiempo que "esposaban y detenían a unas mujeres por ir a una playa" como "sólo ocurre en las dictaduras", exclamó.


Te sugerimos: [10 CLAVES] ¿Por qué la vacuna Pfizer es la más esperanzadora?


En este sentido, el carioca alertó sobre las consecuencias económicas de un nuevo confinamiento, el cierre temporal de empresas y comercios. Ante esto minimizó las defunciones en Brasil, las cuales ascienden a 163 personas, e ironizó “así es la vida, tengo sentimientos por todos los que murieron".

"No hay cómo escaparse de la realidad. Hay que dejar de ser un país de maricas", sentenció Bolsonaro.

 

ARM


Temas: