No se frenará la investigación que se sigue en contra de Pío López Obrador por un presunto delito electoral, aseguró el presidente, Andrés Manuel López Obrador, pues dijo, en su administración ya no hay influyentismo.

Durante su conferencia de prensa mañanera, el presidente aseguró que no buscará como titular del Ejecutivo federal ni personalmente una reunión con el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, ni con el magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas, para intervenir en el caso.


Te sugerimos: Pío López Obrador 'confiesa' ante FGR sobre dinero para campañas


"Que se aplique la ley como a cualquier ciudadano, aunque se trate de mi hermano. Y que sean los ministerios públicos y los jueces los que decidan. No hay influyentismo, no hay nepotismo, amiguismo, ninguna de esas lacras de la política”, dijo el presidente.


Pío López Obrador es investigado por el Instituto Nacional Electoral (INE) luego de que es dio a conocer una investigación periodística en la que se le ve en un video recibiendo dinero no fiscalizado por el INE para la campaña del ahora presidencial de su hermano.

Al respecto, el hermano del presidente pidió al TEPJF que detenga la investigación pue se trata de hechos que ya prescribieron.

El presidente aseguró que en este caso y en cualquier otro no intervendrá para pedir algún beneficio ya sea favorable a su familia a cualquier otra persona.

Temas: