Una mujer y su hijo se llevaron una sorpresa al abrir la ‘cajita feliz’ de McDonald’s , pues dentro del popular producto, encontraron varias drogas.

Ella compró el paquete infantil al pequeño de 11 años de edad, el pasado 30 de junio en un establecimiento de esa cadena alimenticia ubicada en Maine, Estados Unidos.


Te sugerimos: Termina búsqueda de sobrevivientes del derrumbe de edificio en Miami; suman 54 muertos


Al llegar a casa y abrir el paquete, descubrieron entre los nuggets' y las papas fritas, varias pastillas de buprenorfina, por lo que lo reportaron a la policía.

Dicho medicamento del grupo de los opioides, sólo se expende bajo receta médica y se utiliza para tratar la adicción a otras drogas de características similares.


Te sugerimos: ¿Agentes de la DEA mataron al presidente de Haití? Revelan videos del ataque contra Jovenel Moïse


Al atender el reporte, las autoridades revisaron las cámaras de seguridad del famoso restaurante, y descubrieron que dos trabajadores tiraron por accidente en la caja de alimentos las sustancias.

Tras las investigaciones, detectaron que los empleados adquirieron de forma ilegal dichas pastillas, por lo que lo arrestaron.


Te sugerimos: Enorme pitón sorprende a abuelito en el baño y le muerde los genitales


Los empleados involucrados, Michael Sevey, de 43 años, y Mariah Grant, de 29, enfrentan cargos criminales por posesión ilícita y tráfico ilícito de medicamentos recetados, respectivamente.

ARM

Temas: