Apesar de que previo a la toma de protesta de Claudia Sheinbaum como jefa de Gobierno el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, era el centro de los reflectores, la mandataria capitalina terminó con siendo vitoreada por cientos de personas.

Alrededor de las 09:30 horas, llegó Sheinbaum al Congreso de la Ciudad aclamada por sus simpatizantes quienes abarrataron Allende desde Donceles hasta Tacuba.
"Tenemos Gobernadora" y "Claudia, Claudia!", eran los gritos más recurrentes.

Después del desfile de diputados, senadores y secretarios, cuando ya nadie más esperaba a otro invitado a la toma de protesta de Sheinbaum, llegó Andrés Manuel López Obrador.

Leer más: [IMÁGENES] Congreso se rinde ante Sheinbaum y AMLO; con celulares, legisladores e invitados captan momento histórico

Los ánimos apagados por la sequía de figuras políticas se encendieron otra vez.



Entonces comenzó lo verdaderamente interesante.

Sheinbaum tomó protesta y durante su discurso hizo la declaración "bomba".
"Va a desaparecer el cuerpo de Granaderos, la policía está para cuidar a la ciudadanía y no para reprimir", afirmó.

Eso es lo más recordado y lo que más vitorearon los presentes.

Al término de la toma de protesta, comenzó la gloria para Sheinbaum.

Andrés Manuel se fue dejando un tumulto de periodistas quienes intentaron seguir su auto y casi los atropella el famoso Jetta Blanco.

Pero Sheinbaum salió victoriosa rumbo al Teatro Esperanza Iris.

[caption id="attachment_273307" align="alignnone" width="768"] Foto: Especial[/caption]

Mientras Sheinbaum tomaba protesta a sus secretarios, la gente no se fue. Esperaba calmada, tranquila porque sabía que su jefa de Gobierno iba darles la mano y dedicarles una palabras.

Desde la salida del Teatro Esperanza Iris, decenas de periodistas esperaban una nueva declaración de Sheinbaum, mientras que su equipo de seguridad se alistaba para medir fuerzas con ciudadanos emocionados y eufóricos así como con reporteros y fotógrafos.

Desde que salió Sheinbaum era notable el alboroto provocado por su primer recorrido y aparición pública como jefa de Gobierno.
"Sin valla, no necesito la valla", afirmó Sheinbaum a su equipo de seguridad.

Sin embargo, era tal tumulto que era imposible dejar a la mandataria capitalina sin valla.

Eran alrededor de 15 hombres y mujeres quienes custodiaban a Sheinbaum.

A su paso por Allende, Sheinbaum era solicitada por quienes las esperaban.

[caption id="attachment_273190" align="alignnone" width="1280"] Foto: Brenda Torres[/caption]

Empezó a sonar la música de banda, era una fiesta popular.
"Claudia! Aquí! Xochimilco está contigo!", gritaban las mujeres y hombres que querían ser saludados.

"No empujen, no empujen" pedían los miembros del equipo de seguridad de Sheinbaum.

Sin embargo, el furor era demasiado, incluso había quienes le gritaban que la amaban.

Los empujones y efervescencia aumentaron cuando pasó por Madero.
"Ábrete a la izquierda, dejen pasar!", gritaba el equipo de seguridad quién incluso se ganó algunas llamadas de atención por parte de Sheinbaum.

En un ir y venir de gente, de abrazos y saludos. Así fu el camino de Sheinbaum al Zócalo.

Una cuadra antes de llegar, un hombre de origen indígena abrazo a Sheinbaum, se quitó el sombrero y lloró.

Después la mandataria continuó su camino.

En el Zócalo recibió un ritual de limpia y después se encaminó hacia el Palacio de Ayuntamiento.

Por primera vez, entraron ciudadanos de a pie, sin necesidad de tener una queja por algo o manifestarse, entraron a festejar.

Entre medios, colaboradores y ciudadanos, Sheinbaum cumplió una de sus promesas de campaña, convertir al Palacio de Ayuntamiento en museo.

Después Sheinbaum se retiró no sin antes dar a conocer que será mañana cuando el museo funcione al 100%.

Así, entre alegría y cariño fue la primera tarde de Claudia Sheinbaum como jefa de Gobierno.

Te puede interesar:

¡Lo lograron! Dan marcha atrás a ‘gasolinazos’ en Francia tras protestas

La venta de musgo y heno es ilegal; son esenciales para los bosques

Asaltante mata a pasajero que se opuso a robo en combi

 

Temas: