Los negocios cuyo giro no sea esencial que abran y no respeten la suspensión de actividades decretado por el Gobierno de la Ciudad de México serán acreedores a una multa de entre 2 mil y 5 mil pesos.

Así lo establece la Ley de Procedimiento Administrativo de la Ciudad de México en  su artículo 19 Bis; además la ley contempla desde una suspensión temporal hasta una clausura.

En entrevista con El Big Data, el secretario de Desarrollo Social de la CDMX, Fadlala Akabani, dijo que pese a que se contemplan suspensiones y multas para aquellos negocios que no respeten la emergencia sanitaria, confían en la cooperación de los empresarios.

“Confiamos nosotros en los empresarios, en que no abrirán. Este es un sacrificio de todos, es algo en lo que debemos estar unidos y debemos actuar en forma homogénea”, señaló.

Además, advirtió que aquellos negocios cuyo giro sea no esencial aunque intenten abrir no van a vender porque no habrá gente en la calle.

Sumado a que diariamente personal de Instituto de Verificación Administrativa de la capital (Invea) realizará operativos para vigilar que se respete la emergencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19).

-Operativo contra ‘aprovechados'-

Por otra parte, para evitar además que alguien haga su agosto durante la pandemia, el secretario de Desarrollo Económico informó que a partir de este miércoles cinco verificadores de la Sedeco vigilarán que supermercados y farmacias no aumenten precios durante la duración de la pandemia.

“Van a hacer recorridos rápidos en vehículo y cuando encuentren un negocio abierto que no sea esencial entonces se le conminará a que cierren".

Y es que la jefa de Gobierno informó que la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) dialoga con las principales cadenas de autoservicio y farmacias para solicitarles tres puntos específicos.

El primero, mantener abastecidas las tiendas; segundo,cumplir con las políticas de Sana Distancia; y tercero, no aumentar los precios de la canasta básica.



Temas: