Una mujer estaba en riesgo de quedar ciega debido a la mala letra de su médico.



La mujer acudió por una molestia en los ojos y el médico le prescribió VitA- POS, un lubricante para ojos cuya función es tratar la sequedad y erosión corneal.



Sin embargo, al acudir a la farmacia le entregaron un medicamento diferente.



Después de que el dependiente del establecimiento no entendiera la letra del doctor le dio a la mujer Vitaros, una crema para la disfunción erectil.



Te sugerimos: Perro dispara a su dueño cazador; pierde la pierna





La residente de Glasgow, Escocia, se untó la crema creyendo que era el medicamento prescrito.



Sin embargo, el efecto que le causó fue visión borrosa, rojez e inflamación en el párpado.



La mujer acudió a urgencias para recibir atención médica, ahí le administraron antibióticos tópicos, esteroides y lubricantes.



Te puede interesar:



Hallan a madre e hija muertas al interior de su casa en la GAM



¡Adiós ‘ninis’! Arranca el programa ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’



[VIDEO] Marcan como res a hombre que intentó robar gasolina en Ecatepec



EGM

Temas: