El mosaico de opciones para la renovación de la dirigencia nacional de Morena es amplio, pues en la víspera, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó 71 candidaturas a elegirse a través de encuestas públicas del 26 de septiembre al 2 de octubre próximos.

De esas solicitudes, 35 son para la Presidencia y las 36 restantes, para la Secretaría General. Este último cargo lo busca Donají Alba Arroyo, quien apuesta por el reencuentro de la militancia para seguir acompañando el proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“En mi trabajo en Morena, a ras de tierra, no me había metido en ningún tema de candidaturas, pero en este momento creo que necesitamos reencontrarnos con lo formamos en 2018 y que tenemos que hacer ahora con más fuerza, para la elección que viene en 2021”, aseguró.


Te sugerimos: INE aprueba 71 candidaturas para renovar dirigencia nacional de Morena


Convencida de que a través de Morena se puede transformar a México, una de las fundadoras desde 2012 de la primera fuerza política del país, compartió en entrevista para El Big Data, su experiencia desde la militancia, en la que afirma haber encontrado y aprendido de muchos compañeros de distintas luchas sociales, agendas como la feminista y de la comunidad LGBTI.

Asimismo considera necesario asegurar un relevo generacional, sobre todo, de los que se fueron a otros espacios tras la elección de 2018, y a diferencia de estos, ella decidió quedarse para formar parte activa de las decisiones partidistas.

Ante esto percibe un amplio mosaico al interior de Morena, por ser un partido-movimiento nutrido de las demandas sociales de agendas: como la del magisterio, los defensores de derechos humanos, pero también de los empresarios.

“Somos muy diversos y en esa diversidad siempre he pugnado porque generemos un discurso en común. Ya en muchas ocasiones trabajamos juntos con toda nuestra diversidad. Cuándo fue la elección del 18 nos unimos para lograr que Andrés Manuel ganara, ahora con la Cuarta Transformación (el trabajo) es más importante”, aseveró.

Por ello, la aspirante a la Secretaría General trabaja en la generación de puentes entre la militancia, con el objetivo más allá de una unidad partidista, con la meta de mantener el proyecto de la actual administración federal.


Te sugerimos: INE ordena retirar spots del segundo informe de AMLO


Considera que el discurso de unidad tiene que ver con los principios, los cuales se deben respetar, “quien no esté dispuesto a acatarlos, evidentemente no tiene ganas de estar en unidad con nosotros, pero yo estoy convencida que todo este mosaico que forma Morena, quiere trabajar por los principios por el proyecto de nación que ahora se convirtió en el proyecto de la 4T”.

Los retos de Morena

En 2021 la actual administración federal cumplirá la mitad de su periodo gubernamental, pero también es un año electoral, en el que los retos del partido en el poder incrementarán, esto lo sabe Donají Alba.

“La elección del 21, evidentemente es un reto porque es una elección muy grande, pero creo que Morena tiene el respaldo de un gobierno que está haciendo bien las cosas. Andrés Manuel no va a estar en las boletas ni se va a manifestar, él va a ser un jefe de Estado que va a dejar que la gente decida, no se va a meter ni en la decisión de candidaturas ni va ayudar a ninguno de los candidatos”, afirmó.

Alba Arroyo enumeró los objetivos más importantes de cara al proceso electoral del próximo año, entre estos, garantizar en primera instancia, obtener la mayoría en el Congreso de la Unión, para asegurar la agenda del presidente en la Cámara de Diputados, para lo cual consideró fundamental la permanencia de la 4T.

Como segundo reto, la aspirante morenista destacó la necesidad dotar de institucionalidad al partido, a través de un padrón propio por medio de la credencialización de la militancia.


Te sugerimos: Morena debe apostar por un liderazgo de reconciliación: Citlalli Hernández


También destacó la necesidad de impulsar nuevamente la publicación del periódico Regeneración y del Instituto de Formación Política, para lo que se requiere “no sólo es de concientización; también es una herramienta organizativa muy importante en este momento”.

“Tenemos muchos pendientes y muchos retos. Es un partido muy joven que está aprendiendo a hacer política de una manera muy distinta, tenemos que encontrar a los mejores perfiles que garanticen que todo se va a cumplir”.

En este sentido, se dice totalmente segura de que Morena aún cuenta con el apoyo de la base ciudadana lograda en 2018, la cual mantendrá sus preferencias de voto para 2021, la cual aseguró, se deriva de un “gobierno bueno, porque ha transformado muchas cosas en este país en muy poco tiempo”.

Al referirse a su trabajo de campaña, Donají Alba se enorgullece de conocer al partido como muy pocos, gracias a su trabajo con dirigentes y militancia, a través de estrategias políticas. Por ello afirmó conocer las necesidades de Morena, del cual, “la dirigencia no puede encabezarse desde una oficina sino a través recorridos, a suelo, sudor y saliva”.

Una agenda feminista

Otras de las apuestas de Alba Arroyo es su agenda inclusiva y feminista, por lo que uno de sus principales temas de cara a la encuesta, es la elección de una propuesta con política ‘en femenino’, desde la izquierda en Morena.

Por ello destacó la deuda de la sociedad mexicana con las mujeres, y al frente de la Secretaría General de Morena se comprometió a buscar una agenda de protección contra la violencia de género, para garantizar la participación política libre de violencia con garantías y campañas específicas para prevenirla y sancionarla, en su caso.

Recordó que hace dos años intentaron publicar un protocolo de acción, prevención y sanción de la violencia contra las mujeres, sin embargo, la propuesta no prosperó, “no entiendo por qué no lo hicimos, eso no debió posponerse, ese es otro de las deudas que tenemos con las mujeres militantes”.

En este sentido también mencionó una política del “disfrute del cuerpo”, de ejercerla en “femenino, en minifalda”, con libertad y con derecho a participar en el partido.


Te sugerimos: Calderón y Zavala Impugnan negativa de INE a registrar a México Libre


En el relevo de la dirigencia partidista destacó la participación de mujeres para hacerlo, pues “tenemos que demostrar que les estamos dando su lugar a todas las mujeres capacitadas”.

Finalmente, Alba Arroyo expresó su concordancia con el proyecto del diputado federal Mario Delgado y quien busca la presidencia nacional de Morena.

“Mario ha sido un compañero que es fundador, que llegó a Morena a darlo todo sin recibir nada, al mismo tiempo o antes que yo y ahora, en estos dos años de gobierno de Andrés Manuel, ha sido un factor fundamental en la Cámara de Diputados para sacar adelante la agenda del presidente”.

Temas: