La búsqueda que realizan los familiares de las víctimas de la explosión registrada en el municipio de

Tlahuelilpan

, Hidalgo, se ha convertido en un amargo peregrinar.


“A mi hermano se le hizo fácil y le dio curiosidad. Se fue corriendo a ver la gasolina y ya no regreso”, cuenta Mónica Hernández Mejía sobre su hermanos, Adán, una d esas personas que se encontraba en las inmediaciones del ducto Tuxpan-Tula, cuando explotó.


Organizados con vecinos de otras comunicados aledañas,

familiares de personas desaparecidas

desde la tarde del viernes pasado comenzaron a recorrer

hospitales

en la Ciudad de México para encontrar a

sus seres queridos

.



Al

Hospital Magdalena de las Salinas

llegó un grupo de cuatro mujeres que buscaban a dos personas de una lista de vecinos de

Tlahuelilpan

, los cuales estaba en el paraje

donde extraían

gasolina de una toma clandestina.



Te sugerimos: Aumenta a 73 el número de fallecidos por explosión de toma clandestina en Tlahuelilpan


“Ya recorrimos todos los hospitales de Hidalgo, de la zona que nos dijeron a donde los llevaron, pero no están allá. Por eso en camionetas, yo puse la mía, trajimos a estas personas. Yo no soy familiar, solo estoy ayudando”, explicó César Enrique Martínez, vecinos de la comunidad de Atitalaquia.


Salen a buscar


Con una lista de ocho nombres escrita en un folder color manila, el grupo salió de

Tlahuelilpan

a la Ciudad de México.



Doña Carmen busca a su nieto, un joven de 17 años identificado como

José Guadalupe Vega Rivas.



La señora asegura que él era estudiante y fue al lugar de la fuga llevado por la euforia que invadió a la

comunidad entera

.


“Él es estudiante, no se dedica a eso del combustible. Fue porque todos empezaron a correr y él también los siguió. No somos delincuentes. Había mucha gente, todos corrieron”, relató Carmen.


Te sugerimos: Apoyarán gobiernos federal y estatal a familiares de víctimas de explosión



Junto con ella, Ruth Saucedo, una trabajadora de la zona fabril de

Tlahuelilpan

, reconoció que hubo culpa de la comunidad en el resultado de la tragedia.



Sin embargo, aseguró que ninguna de las personas que

el viernes estaban en el punto

de la fuga se dedica al huachicoleo.


Desesperación y agonía


Para la vecina,

el desbasto de combustible

que afecta a esa región de Hidalgo llevó a que la población se volcara a recolectar la gasolina que

brotaba del ducto perforado

.


“Nosotros sabemos que fue una imprudencia, pero también el Gobierno tiene culpa. Había militares que en lugar de resguardar el ducto permitieron que la gente de juntara, que pasaran a donde salía la gasolina”, aseguró Saucedo.

“Había mucha necesidad en el pueblo. Nadie tenía gasolina, por eso se nos hizo fácil ir pro gasolina. Teníamos ya como ocho días que no teníamos nada de gasolina. Nosotros no somos delincuentes”, reiteró la vecina de Tlahuelilpan.


Pasaron 15 minutos hasta que

Marlene Martínez

, una voluntaria que acompaña a los familiares salió de la zona de urgencias e informó que sólo una de las personas que buscaban estaba en esta unidad de

atención especializada

a personas quemadas.



Luis Adrián Rufino Zacarías, un joven que

llegó en estado crítico por la gravedad

de las quemaduras que sufrió fue el único que el grupo encontró en el área de urgencias del

Hospital Magdalena de las Salinas

.


“El fue el único, pero sinceramente está muy mal, indicó Marlene al salir de la zona de urgencias.


Ni Adán Hernández Mejía ni

José Guadalupe Vega Rivas

aparecieron en este hospital del IMSS.



Tampoco Karina y Norma Ugalde Quirino, Placido Rufino, Iván Vázquez. Todos

ellos permanecen desparecidos

.





Más acerca del tema: 



Consulta lista de muertos identificados, heridos y desaparecidos



[VIDEO] Comienza levantamiento de cuerpos calcinados por explosión de toma clandestina en Hidalgo



[VIDEO] Testigos se burlan de huachicoleros que se estaban quemando



JGR

Temas: