El Gobierno mexicano aumentó la presencia de la Guardia Nacional (GN) en la localidad de Ciudad Hidalgo, Chiapas, frontera con Guatemala, a fin de controlar la migración no esencial hacia nuestro país.

Además del aumento del número de agentes, esta mañana de domingo, decenas de funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) apostados a lo largo del río Suchiate, pedían la documentación a todo el que cruzaba en balsa, impidiendo el paso a quienes no la tenían.


Te sugerimos: En julio AUMENTARÁ pensión de adultos mayores y se entregará a partir de 65 AÑOS: AMLO


“No nos han dejado entrar porque piensan que somos migrantes cuando en realidad sólo venimos por la mercadería”, se quejó Amalia Vázquez, guatemalteca estancada en la orilla mexicana del río.

La mujer iba acompañada de su bebé a la espalda y siete familiares. Su familia viaja cada mes desde Quetzaltenango, a 100 kilómetros, para comprar plásticos y dulces para luego vender allá.


Te sugerimos: FRENAAA vuelve a la carga contra AMLO y se manifiesta en el Monumento a la Revolución


Tras negociar largo tiempo con los agentes, la comerciante, su hermana y un familiar pudieron ingresar a territorio mexicano, aunque dejaron sus credenciales mientras compraban.

Las nuevas medidas implementadas en la frontera sur, tienen el propósito de disminuir las tasas de contagios de coronavirus y nueva ofensiva contra el tráfico de migrantes.


Te sugerimos: Criterios del INE para evitar sobrerrepresentación en San Lázaro confronta a Morena y el PRI


El objetivo es detectar a grupos de familias con menores de edad, porque son esos grupos los que cada vez están llegando en mayor número a la frontera sur de Estados Unidos.

ARM

Temas: