Una maestra de primaria contagiada con la variante Delta de Covid-19 y que además no tenía la vacuna, contagió al menos a 26 personas, 12 de ellas, alumnos de su salón de clases de una escuela en Estados Unidos.

El brote en esta aula ocurrió en mayo pasado en el condado de Marin, California. No se dijo cuál era la escuela ni quiénes fueron los miembros del personal y los alumnos afectados.


Te sugerimos: Fracasa vacuna de Johnson & Johnson contra el VIH por escasa protección


La docente comenzó a manifestar síntomas el 19 de mayo, pero siguió yendo a trabajar dos días antes de aplicarse una prueba. Durante este tiempo, pese a las indicaciones de que tanto los maestros como los alumnos debían usar mascarilla en espacios cerrados, la maestra leía en voz alta y sin cubrebocas frente a un grupo de 24 estudiantes.

El 23 de mayo, la maestra informó que resultó positiva al coronavirus. Durante varios días posteriores, doce de los alumnos también dieron positivo.

Seis estudiantes de otro grado de esa misma escuela dieron positivo por el virus. Los casos se propagaron fuera de la escuela hacia la comunidad: también se infectaron al menos ocho padres y hermanos de los alumnos contagiados, de los cuales tres ya tenían el esquema completo de vacunación.


Te sugerimos: Tras 20 años de guerra, tropas de EU salen de Afganistán


Lo anterior lo reveló un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), que se presenta justo cuando vuelven a abrir las escuelas distritales de todo el país, y agudiza el debate sobre la obligatoriedad de la vacunación en las escuelas.

El estudio fue uno de los tres nuevos informes enfocados en las escuelas o en los niños. Los investigadores encontraron más pruebas de que las escuelas pueden ser entornos de bajo riesgo cuando combinan diversas medidas de precaución. Pero esa investigación fue antes de la propagación de la variante Delta.

Un tercer informe analizó el porcentaje de vacunación entre los adolescentes, el cual reveló que la tasa de vacunación para este grupo de edad es muy desigual en todo el país, a pesar de que la Casa Blanca anunció el viernes que la mitad de todos los chicos de 12 a 17 años han recibido al menos una dosis de alguna vacuna contra el coronavirus.

ARM

Temas:

Contenido patrocinado