Una madre dejó morir de hambre a su hija de tres años de edad después de irse de fiesta por una semana con sus amigos en la ciudad de

Kirov, Rusia.



De acuerdo con el

Comité de Investigación de Rusia

, la mujer dejó sola a la niña el día en que cumplía tres años, cerró la puerta con llave y cerró la llave de paso para que no pudiera beber agua.



María Plekina

se fue el 13 de febrero de su casa y regresó el 20.



El cadáver de la menor identificada como

Kristina

lo encontró la abuela quien acudió al domicilio para entregarle su regalo de cumpleaños.



[caption id="attachment_298404" align="aligncenter" width="768"]

Foto: Facebook[/caption]



La mujer de 47 años, llamó de inmediato a la ambulancia y a la policía, pero su nieta ya no tenía signos vitales.



Te sugerimos: Padrastro asesinó a adolescente; la menor intentó defender a su mamá



La abuela de la menor refirió a las autoridades que tenía contacto a través de redes sociales con la madre de la niña quien


le decía que “estaba bien”.



Las autoridades que detuvieron a la madre de la niña informaron que ésta no se muestra arrepentida ni llora.



“Ella estaba pasando un buen rato con amigos en una juerga", dijo un informe.



“Ella ni siquiera llora ni muestra señales de arrepentimiento”, informaron las autoridades.


“Sí, me fui, cerré la llave del agua y dejé a la niña sin comida y sin nada de beber”, expresó la acusada ante la corte rusa.


Te puede interesar: 






Temas: