Con 99.9 por ciento de los votos escrutados, Luiz Inacio Lula da Silva obtuvo poco más de la mitad de los resultados a su favor, y regresará a ocupar la Presidencia de Brasil.

El izquierdista venció ayer al presidente Jair Bolsonaro en unos comicios reñidos y que representan un giro radical para el país, tras cuatro años de políticas derechistas.


Te sugerimos: [VIDEOS] Festejo de Halloween en Corea del Sur termina en estampida con 153 muertos


La noche del pasado domingo, Lula sumaba 50.90 puntos porcentuales, 60 millones 345 mil 825 sufragios, y Bolsonaro, 49.10%, 58 millones 206 mil 322 votos, es decir, una diferencia de dos millones 139 mil 503 votos, ante lo cual el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dijo que la victoria del opositor "estaba matemáticamente definida".

Los brasileños votaron de manera masiva, pues en el conteo, la participación fue de 74.91 por ciento (124 millones 252 mil 587 electores), y la abstención de 20.59, unos 32 millones 200 mil 470, precisó el TSE.

De esta forma, da Silva regresa al poder 20 años después de ganar la Presidencia por primera vez en 2003, y luego de pasar desde noviembre de 2019, 580 días en la cárcel, debido a acusaciones de corrupción nunca comprobadas.


Te sugerimos: Muere el 'hombre más sucio del mundo', pasó 60 años sin bañarse


El candidato del Partido de los Trabajadores (PT), actualmente de 77 años de edad, declaró tras su victoria: "Hoy el único ganador es el pueblo brasileño", durante su discurso en un hotel del centro de Sao Paulo.

"Esta no es una victoria mía ni del PT, ni de los institutos políticos que me apoyaron en la campaña. Es el triunfo de un movimiento democrático que se formó por encima de partidos, intereses personales e ideologías, de tal forma que la democracia saliera victoriosa", añadió.


Además acusó que no enfrentaron un adversario o un candidato, sino a la máquina del Estado brasileño colocada al servicio Bolsonaro a fin de evitar la victoria de la izquierda.

El también exdirigente sindical del sector metalúrgico prometió un Gobierno más allá del PT, el cual incluirá a centristas e incluso a algunas personas de tendencia derechista que votaron por él por primera ocasión, y regresar a la prosperidad anterior a la nación carioca.


Te sugerimos: Condenan a Steve Bannon, exasesor de Trump, a cuatro meses de prisión


Sin embargo, el próximo mandatario enfrenta dificultades para lograrlo en una sociedad muy polarizada en la que el crecimiento económico se desacelera y la inflación crece rápidamente.

Bolsonaro en silencio y sin reconocer derrota

Luego de los resultados electorales, el todavía presidente y candidato oficialista Jair Bolsonaro, aún no reconoce la derrota y tampoco se ha pronunciado al respecto.

Trascendió que se aisló y no quería hablar ni siquiera con sus asesores más cercanos. "Bolsonaro se fue a dormir", habrían dicho fuentes gubernamentales a periodistas de O´ Globo, publicó Bruno Bimbi, corresponsal en Brasil para el canal de noticias argentino TN, en su cuenta de Twitter.


Te sugerimos: Mueren 113 niños por beber jarabe para la tos


La actitud del ultraderechista del Partido Liberal (PL) es la muestra clara de la polarización política que atraviesa Brasil, acentuada por el estrecho margen de los resultados, dos millones de votos, la más ajustada de la historia en Brasil para una segunda vuelta.

La ceremonia de inauguración de la presidencia de Lula se llevará a cabo el primero de enero de 2023, pero el aparente presidente electo ya recibió varias felicitaciones de mandatarios por su victoria.

ARM

Temas: