Los líderes nacionales del PAN y del PRD, Marko Cortés y Jesús Zambrano, respectivamente, condenaron las agresiones contra los alcaldes electos por parte de granaderos de la Ciudad de México y pidieron la renuncia del secretario de Gobierno, Martí Batres.

En conferencia de prensa, los líderes de la oposición también solicitaron a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, una disculpa pública por los hechos en las inmediaciones del Congreso de la Ciudad de México.

La mañana del lunes 30 de agosto, los alcaldes electos de las alcaldías Álvaro Obregón, Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc y Benito Juárez fueron golpeados al intentar ingresar al recinto legislativo donde se discutían reformas que afectarán su trabajo al frente de las demarcaciones.


Te sugerimos: [ÚLTIMA HORA] Alcaldes electos de oposición fueron agredidos por policías afuera del Congreso local


“El Gobierno de la ciudad busca debilitar a los alcaldes y controlar el poder. Los alcaldes querían evitar un albazo en detrimento de las alcaldías”, expresó Cortés.


Te sugerimos: Congreso CDMX aprueba reforma que desató pleito entre alcaldes y policías


El dirigente panista calificó a Martí Batres como represor y lo acusó de ser quien orquestó el operativo “exagerado” en la inmediaciones del Congreso capitalino.

Jesús Zambrano, por su parte, también dijo que este Gobierno se ha caracterizado por perseguir a la oposición haciendo uso de la procuración de justicia, y la represión contra los alcaldes, dijo, no puede volver a repetirse.

Lía Limón, alcaldesa electa en Álvaro Obregón, y quien recibió un golpe en la nariz que requirió cuatro puntadas, recordó a la jefa de Gobierno que los actos de ayer no fueron contra políticos de oposición, sino contra alcaldes electos, elegidos por el pueblo.


Te sugerimos: “¡No fuimos nosotros!”: Martí Batres deslinda al Gobierno CDMX de agresión a alcaldes


“Lo único que exigimos es que se nos respeten nuestras facultades y recursos para dar buenos resultados en favor de la gente”, expresó.


Santiago Taboada, alcalde reelecto en Benito Juárez, y Mauricio Tabe, alcalde electo en Miguel Hidalgo, criticaron que el Gobierno capitalino quiera culpar a la diputada que presidía la Mesa Directiva en el Congreso CDMX, de ordenar la represión contra ellos, cuando los diputados no tienen poder alguno sobre el actuar de la policía.

“Cuando le pregunté, un policía me dijo fueron instrucciones desde arriba, ahora quieren voltear la tortilla en lugar de reconocer que hay problemas que resolver”, agregó Tabe.


Te sugerimos: Diputada panista fue quien solicitó a los policías en las inmediaciones del Congreso CDMX: Batres

Te sugerimos: “¡No fuimos nosotros!”: Martí Batres deslinda al Gobierno CDMX de agresión a alcaldes


Antes las declaraciones del secretario de Gobierno culpando a una diputada de ordenar el operativo, Sandra Cuevas, alcaldesa electa en Cuauhtémoc, cuestionó el control de la jefa de Gobierno de sus cuerpos policiales.

“Ellos fueron claros: si pasan nos los vamos a chingar”, aseveró Cuevas.


Finalmente, los alcaldes se dijeron abiertos al diálogo, pues sus demandas tienen que ver con sus funciones como funcionarios y no con temas políticos, por lo que reiteraron la solicitud de una reunión con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Temas:

Contenido patrocinado