La veneración al Niño Dios es sin duda una de las tradiciones más importantes y arraigadas en México desde el siglo XVI. Presentamos aquí algunos de los niños santos más extraños ya sea por su aspecto o por las asombrosas historias que hay detrás de ellos.

1. Santo Niño del Cacahuatito (mide apenas 5 centímetros)

Se dice que hace muchos años un hombre cavó un pozo en un paraje de Mexquitic de la Magdalena, Jalisco, pero en los trabajos de extracción de tierra se encontró con un pequeño Niño Dios hecho de madera, al que más tarde llamarían Niño del Cacahuatito, por medir solo 5 cetímetros y por ser el cacahuate uno de los principales frutos de la región. La popularidad del Niño del Cacahuatito empezó a crecer en 1994 cuando el señor Francisco Padilla empezó a difundir fotografías de la pequeña figura. (leer más)



2.  Santo Niño Futbolero

También conocido como "El niño de la selección" a esta efigie se le atribuyen los pocos triunfos que ha tenido la selección mexicana de futbol en los diversos mundiales. Se le venera en la Iglesia de San Miguel Arcángel, ubicada en la colonia Tacuba de la delegación Miguel Hidalgo.  El Santo Niño siempre ha estado en el mismo lugar, solo que fue hasta el Mundial del 86 que empezaron ataviarlo de jugador de futbol. Y aunque el soccer es por lo que se le reconoce y se le pide, muchos fieles acuden a él para que los menores de edad pasen exámenes difíciles o bien mejoren en su salud.



3. El Santo Niño de las Suertes (niño dormido sobre una calavera)

En un convento de la colonia Tacubaya, Ciudad de México, se venera la imagen de un niño de facciones angelicales pero dormido sobre una calavera al que llaman Santo Niño de las Suertes, a quien los creyentes le encargan milagros como la sanación de pequeños enfermos o que las parejas que no han podido tener hijos queden por fin embarazarse.  Su historia se remonta a los primeros años del silgo XIX cuando dos sacerdotes encontraron a un pequeño niño desnudo de unos cuantos meses de edad deambulando por el rumbo de Tlalpan, pero cuando se acercaron a él vieron que se petrificó convirtiéndose en la efigie que hoy podemos ver.  (leer más)



4. Santo Niño Taquero

Algunas taquerías mexicanas tienen dentro de sus establecimientos pequeños retablos en los cuales se encuentra un pequeño niño Dios vestido de playera roja, pantalón azul, delantal y un blanco gorro que  termina de hacerlo parecer mucho a un taquero. Por eso se llama así "Santo Niño Taquero", y aunque no hay referencias de cómo surgió o quien fue el primero en vestirlo así, sí se sabe que cada vez más personas recurren a él para dedirle milagros, como puede ser el éxito en los negocios.



5. Santo Niño huachicolero 

Al igual que los narcotraficantes, los saqueadores de gasolina de ductos de Pemex también tienen su santo patrono protector: se llama “Santo niño huachicolero”.  Se trata de un “niño Dios cargando una manguera de extracción y un bidón de diesel, tras de sí hay tambos y a sus costados, como si fueran ángeles, aparecen unos galones. De acuerdo con las primeras informaciones la adoración al “Santo niño huachicolero” se da sobre todo en el conocido como el “triangulo rojo” que comprende diversos municipios poblanos en donde el saqueo a los ductos se ha normalizado entre la población.



6. Santo Niño Llorón

Hace muchos años, un sacerdote del municipio zacatecano de Sauceda de la Borda, vio cómo la imagen de un Niño Dios derramaba lágrimas y desde entonces nació la devoción de esta figura a la que llamaron "Santo Niño Llorón". Su templo se encuentra en una pequeña casa del municipio, hasta allá van miles de personas al año para pedir, sobre todo, para que les dé fertilidad.



7. Santo Niño Gigante de Neza, Edomex  

En el municipio de Nezahualcóyotl, Edomex,  se adora a un Niño Dios de 5 metros de alto con un peso de 500 kilos.  Y aunque apenas se terminó de construir en 2013 la fe que la población le empieza a tener se ha desbordado. Fue creado por una empresa llamada  Morphix Group la cual lo construyó con un esqueleto de acero y pastas de cerámica. (leer más)




8. Santo Niño Perdido de El Tlacuache

Hace varios años, no se sabe cuántos, una humilde casa ubicada en la comunidad de Tlacuache, municipio de Pénjamo, Guanajuato, se incendió hasta el calcinamiento de sus habitantes y objetos, con excepción de la diminuta figura de un Niño Dios, que quedó quemado del rostro y cuerpo. La figura fue adoptada por la localidad, la cual, le atribuye numerosos milagros; destaca que el Niño carga en la mano izquierda una esfera negra, los fieles creen que es el mundo. (leer)




9. Santo Niño Cieguito

Cuenta la leyenda que en 1744 un hombre carente de fe, se introdujo a un templo de la Ciudad de Valladolid, hoy Morelia, para cubrirse de una fuerte tormenta. Aprovechando la ocasión el sujeto empezó a maltratar a las imágenes religiosas, en especial a la de Nuestra Señora de la Merced a la que le quitó al niño Jesús de los brazos; se lo llevó consigo para luego empezar a desmembrarlo fue entonces cuando empezó a llorar lagrimas de sangre, esto enfureció al hombre quien optó por arrancarle los ojos, decidió dejarlo en el cerro del Punjuato, no sin antes asestarle 33 puñaladas. El niño puede ser visto en el Convento de las Monjas Capuchinas, de la Ciudad de Puebla.



10. Santo Niño Cautivo 

Más que un niño extraño se trata de un niño santo con una historia increíble:

En 1622 salió de Europa un barco con rumbo a la Nueva España. En la panza del navío venía un niño santo de madera vestido con finos ropajes bajo el resguardo de Francisco Sandoval de Zapatas, funcionario de la iglesia católica, quien alllegar a tierra se encargaría de administrar las riquezas de la iglesia en la Catedral de México, pero no lo logró. Y es que cuando la embarcación cruzó las olas del mar mediterráneo, fue atracada por piratas berberiscos, quienes llevaron a la tripulación a Argel. Pidieron rescate por él pero la iglesia respondió siete años tarde a la amenaza así que Sandoval de Zapatas murió. La iglesia solo recibió los huesos de su funcionario y con él el santo niño de madera que luego de mucho tiempo terminó en la Catedral Metropolitana. (JH)



Te puede interesar: 

[VIDEOS] Layda Sansores clausura obras de ampliación de la Línea 12 del Metro

Ante secuestro “cálmate mi amor”, mujeres en CU prefieren justicia por propia mano

En estas estaciones del Metro secuestran a mujeres con técnica “cálmate mi amor”

Temas: