A partir de este lunes cerró temporalmente parte de la Línea 1 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro (Pantitlán-Balderas), por lo que los tiempos de traslado se han duplicado y en horas pico puede ser hasta tres veces más.

Ayer la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo informó que se desplegarían a dos mil 500 persona, entre elementos de la SSC-CDMX, Sedena y la Guardia Nacional para apoyar en la agilización del transporte público.

 

Los trabajos corresponden a la primera fase de modernización de La Nueva Línea 1 del Metro, con el objetivo de convertirla en una de las líneas más modernas, seguras y eficientes del mundo.

Sin embargo, aunque el abordaje en Pantitlán ha sido ágil y los vehículos no salen tan saturados, en las estaciones comienzan a sobrecargarse y generar problemas de cierre de puertas y tránsito.

 

Un trayecto del Metro de Pantitlán a Balderas tardaba en promedio 20 a 30 minutos, pero ahora los usuarios pueden tardar hasta hora y media o más.

La mandataria ha estado supervisando los operativos. Asimismo, solicitando la presencia de más camiones RTP para evitar saturaciones.

Por ello, en conferencia afirmó que el operativo de apoyo de transporte público por la modernización de la L1 del Metro CDMX fue, en general, ordenado y sin incidentes.


Temas: