Hoy martes 12 de enero entró en vigor en México la nueva ley para regular el trabajo desde casa, tras su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Con esta modificación aprobada por el Congreso de la Unión el 10 de diciembre de 2020, se reformó el artículo 311 y se agregaron otros 11 a la Ley Federal en la materia.


Te sugerimos: [ATENCIÓN] Patrones deberán pagar luz e internet si haces Home Office


El cambio indica: “El teletrabajo es cualquier actividad remunerada, que se realice en lugares distintos al establecimiento de la empresa, por lo que no se requiere la presencia física en el centro de trabajo, y se realiza principalmente con tecnologías de la información y comunicación”.


Te sugerimos: México a punto de obligar a jefes a que dejen a sus empleados trabajar desde casa


  • De esta forma, las obligaciones para el patrón durante el llamado home office o teletrabajo son:
  • Respetar el derecho a la desconexión al término de la jornada laboral.
  • Los empleados deben estar inscritos en un régimen de seguridad social.
  • Todo debe constar por escrito mediante un contrato que ambas partes conserven.
  • El home office ya formará parte del contrato colectivo de trabajo. En el caso de que exista sindicato, estos también deberán tener una copia.

Si no se cuenta con contrato colectivo, el teletrabajo se debe incluir en el reglamento interior de la empresa, para establecer mecanismos que garanticen vinculación y contacto entre las personas que trabajan bajo la misma modalidad.

Los patrones están obligados a promover el equilibrio en la relación laboral de las personas que trabajan a distancia, como gozar de trabajo digno, igualdad de trato, remuneración, capacitación, seguridad social y mejores oportunidades.


Te sugerimos: Home Office comienza a perjudicar salud de mexicanos: UNAM


Además, las empresas que adopten esta modalidad laboral, tendrán la obligación de proporcionar, instalar y brindar mantenimiento de los equipos necesarios para desempeñar la labor, como pueden ser las computadoras, sillas o impresoras.

Los costos derivados del teletrabajo, como es el pago de servicios de internet, telefonía y una parte proporcional de la electricidad, serán asumidos por los patrones.

 

ARM




Temas: