La pandemia por Covid-19 vino a cambiar la dinámica social en todo el mundo. Los rostros con cubrebocas y mascarillas en México ya son lo común, aunque no tanto como se necesita.

Los rostros cotidianos reflejan preocupación por la incertidumbre. Los médicos trabajan sin descanso para atender a los pacientes y muchos denuncian la falta de insumos y equipo de protección personal.

Por su parte, las autoridades aseguran que todo va bien y que nos acercamos al final de la primera ola de contagios, pero no descartan una segunda para el mes de septiembre.

Hasta este domingo 10 de mayo había 3 mil 465 muertes por Covid-19 en el país y 35 mil 22 casos confirmados oficialmente, mientras que en las calles la afluencia de gente permanece.


Temas: