“El puente de Londres ha caído”, es la frase con que se anunció la muerte de la reina Isabel II, y con la que comenzó el protocolo para despedir a la soberana más longeva del Reino Unido (70 años), pero también el preludio a la coronación del príncipe Carlos.

Desde los tres años de edad, Carlos Felipe Arturo Jorge de Windsor ocupó el primer sitio en la línea de sucesión y con el fallecimiento de su madre, automáticamente se convirtió en el nuevo monarca, tras esperar más de medio siglo como heredero al trono.

Aunque ya se le considera rey, el nombramiento oficial será después de la ‘Operación Puente de Londres’, protocolo previsto para la muerte de Isabel II, para lo cual aún no hay fecha establecida por la Casa Real, pero se prevé que será dentro de 10 a 12 días después del funeral y hasta aproximadamente un año.


Te sugerimos: La Reina Isabel II será sepultada en 12 días.Estos son LOS EXTRAÑOS PROTOCOLOS REALES tras su muerte


Una nueva era

Una vez coronado, Carlos, de 73 años, podría modificar su nombre de pila, y coronarse como Jorge VII en honor a su abuelo, Jorge VI (1895-1952), que renunció al nombre de Alberto con el que fue bautizado.

Además de la posibilidad de la modificación de su nombre, con el nuevo reinado también llegarán variaciones que se reflejarán en la vida de los ingleses y de los habitantes de los 54 países integrantes de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth).

  • En la moneda británica se acuñará el retrato del nuevo Rey y la moneda de la Reina irá saliendo de circulación paulatinamente.
  • Se cambiarán los sellos oficiales, pasaportes, uniformes de la policía y el Ejército.
  • El himno nacional se cambiará a ‘Dios salve al Rey’. (God Save the King).
  • Las ceremonias oficiales, gastos del funeral y la coronación costarán a la economía británica miles de millones de libras.

imagen-cuerpo

Por su parte, Mary Elizabeth Truss, primera ministra del Reino Unido y líder del Partido Conservador, emitió un mensaje a medios para expresar sus condolencias por la muerte de la reina Isabel II y dio la bienvenida al nuevo monarca.

“Le ofrecemos nuestra lealtad y devoción, al igual que su madre dedicó tanto, a tantos, durante tanto tiempo”, indicó la mandataria británica.


Te sugerimos: La Reina Isabel II será sepultada en 12 días.Estos son LOS EXTRAÑOS PROTOCOLOS REALES tras su muerte


La nueva pareja real

Con el ascenso de Carlos al trono del Reino Unido, también lo hará su esposa, la duquesa Camila de Cornualles como reina consorte, quien superó una impopularidad entre los ingleses durante los primeros años de relación con el entonces príncipe de Gales y duque de Edimburgo.

Antes de pertenecer a la realeza británica, el nombre de nacimiento de la próxima reina consorte era Camilla Rosemary Shand y tras su primer matrimonio con el oficial militar Andrew Parker Bowles, cambió a Camilla Parker Bowles.

La pareja Parker Bowles se divorció en 1995, un año después Carlos haría lo propio de su primera esposa, Diana, princesa de Gales, quien murió en un accidente automovilístico en París, el 31 de agosto de 1997.

Tras 30 años de romance, Carlos y Camilia contrajeron matrimonio el 9 de abril de 2005 en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, y aunque la reina Isabel II aceptó el enlace, no acudió a la ceremonia.

"La reina no acudirá a la boda civil porque es consciente de que el príncipe y la señora Parker Bowles quieren celebrar una ceremonia discreta", declaró entonces un portavoz del Palacio de Buckingham.

imagen-cuerpo

Casi dos décadas más tarde de tensión por el enlace entre Carlos y Camila y en víspera de la celebración del Jubileo de Platino por su 70 aniversario en el trono, la reina Isabel II otorgó su beneplácito oficial por la pareja de los príncipes

A través de un comunicado expresó: “Cuando, en la plenitud de los tiempos, mi hijo Carlos se convierta en rey, sé que le daréis a él y a su esposa Camilla el mismo apoyo que me habéis dado a mí”.

 

ARM



Temas: