Vecinos, algunos conductores y habitantes de los límites de la Ciudad de México y el Estado de México denuncian que grupos de criminales esparcen placas metálicas con clavos para dañar los neumáticos de algunos automovilistas.
''Se escuchaba un sonido raro, había personas enfrente haciéndonos una señal, nos empezó a hacer una señal para que nos orilláramos''.

Te sugerimos: Aparece banda de asaltantes «ponchallantas» en CDMX; balearon a estadounidense

Esto sucede en la frontera entre Chalco y Tláhuac, intersección que suele ser un lugar propicio para las actividades del crimen organizado.



Los ''ponchallantas'' identifican quien cayó en sus trampas,  y después se aseguran de hacerle señales a los conductores para que se orillen.

Cuando las personas frenan para poder ver lo que ha pasado, estos  criminales aprovechan para amenazar a los automovilistas y quitarles su dinero, sus posesiones y en algunas ocasiones hasta sus vehículos.

Un ciudadano que sufrió de este modus operandi, indicó que los ladrones se acercaron desde otro automóvil y con señas le indicaron a él y su familia que bajarán de su coche.
"Los más raro fue que justo cuando se nos ponchó la llanta ya estaban estas personas haciéndonos señas. Estaban en un carro que no tenía luces, al parecer un Stratus. Cuando decidimos seguir nuestro camino nos gritaron que nos bajáramos y que nos iban a matar, eran como tres o cuatro personas''.



Cuando bajaron del vehículo, los criminales les dijeron que de no seguir las instrucciones y darles sus pertenencias, los matarían con los clavos con los que pocharon sus llantas.
"Es la primera vez que me pasa, pero a un conocido sí cuando pasó por ese mismo lugar y se le enterraron varias placas con clavos de concreto".

Luego del elaborado atraco, menciona que intentaron solicitar apoyo de una patrulla de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC-CDMX) que se encontraba cerca, pero los uniformados señalaron que no podían hacer nada puesto que los crímenes ocurridos en las zonas del Estado de México, no les competen,

Desinflar las llantas de un vehículo para frenarlo o cometer un acto delictivo es una práctica común en la delincuencia organizada, debido a la violencia con la que operan estos criminales se ha convertido en un problema que aterroriza a automovilistas de estas demarcaciones


Te puede interesar:

Joven se resguarda en patrulla de la CDMX tras amenaza de secuestro; sicarios lo matan

INEGI busca entrevistadores, les pagará 11 mil 575 pesos; aquí los requisitos

[IMÁGENES] La extraña muerte de dos hombres este lunes en el Metro

LACP

Temas: