La Fiscalía General de la República (FGR) investiga a María Elena Álvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), quien denunció el presunto caso de corrupción y crimen organizado por parte de 31 científicos e investigadores.

No obstante, ahora ha trascendido que a la funcionaria se le denunció desde hace más de un año por desacato a un mandato judicial, pues en septiembre de 2019 un juez concedió una suspensión para que el Conacyt entregara recursos a dicho foro y así siguiera operando mientras se resolvía el amparo.


Te sugerimos: "Si hay corrupción, que se castigue", AMLO sobre científicos ´privilegiados´ del Conacyt


Aunque la carpeta de investigación se inició en octubre de 2020, fue hasta el 21 de junio pasado que la FGR solicitó diversos documentos al juez Gabriel Regis López, quien denunció a la funcionaria, para integrarlos al expediente.

Respecto a la carpeta de investigación en contra de los científicos, cabe recordar que esta inició en octubre de 2020, cuando María Elena Álvarez-Buylla Roces denunció las supuestas transferencias ilegales y este año el caso fue remitido a la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada.


Te sugerimos: La FGR solicita otra orden de aprehensión contra científicos acusados por Conacyt


Debido a esta situación, el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador pidió que se investigue si existieron o no actos de corrupción por parte de dicho grupo.

Como parte de estos lujos se incluían choferes, celulares, servicios de bocadillos, salarios e impuestos de alrededor de 40 personas, comidas en restaurantes de lujo y viajes al extranjero.

Temas: