La última semana, Michoacán ha sido testigo de una serie de movilizaciones que claman justicia para Jessica González Villaseñor, víctima de feminicidio y cuyo presunto asesino está prófugo.

Bajo el lema #JusticiaParaJessica, su familia exige a las autoridades realizar las investigaciones necesarias para dar con el paradero de Diego “M”, principal sospecho del asesinato, ya que, aseguran, podría tener la protección de algunos funcionarios del Gobierno de Michoacán.

En redes sociales se ha difundido la foto Diego, así como de su padre Bruno “N” y su novia Hanna “N”, pues se presume podrían ser cómplices al ayudarlo a huir.

Cronología

21 de septiembre

Jessica González Villaseñor, de 21 años de edad, es reportada como desaparecida ante la Fiscalía General de Michoacán. Lo único que se sabía para ese momento es que salió de su domicilio en la colonia Mártires de la Plaza y vería a un amigo de nombre José Luis.

22 de septiembre

Las autoridades localizaron a José Luis, quien declaró que la última persona que tuvo contacto con Jessica fue Diego “M” y la búsqueda de la joven comienza a viralizarse en redes sociales.

La familia de la joven obtuvo el último rastro de su celular, el cual los condujo a una casa de Atécuaro, donde se encontraba el padre de Diego.

23 de septiembre

Familiares y amigos convocan a una movilización ante el Palacio de Gobierno y el Palacio Municipal para exigir que Jessica aparezca con vida.

Una prima de ella declaró que la víctima había salido con Diego "M", quien conducía un Volskwagen Polo color gris, mismo que después fue llevado a un autolavado por Hanna, la supuesta pareja sentimental del principal sospechoso del crimen.

Los trabajadores del establecimiento señalaron que la joven les hizo énfasis en "lavar muy bien" la cajuela del vehículo.

Asimismo, indicaron que tiempo después, Diego, junto con dos hombres, acudieron al autolavado para verificar nuevamente que se lavara bien la cajuela, incluso se dio a conocer un video donde el joven se acerca a “oler” esa parte del vehículo antes de irse.

El auto nunca fue recogido del establecimiento, por lo que las autoridades de la FGE lo confiscaron como prueba en el caso.

24 de septiembre

Debido a las movilizaciones, la Comisión de Derechos Humanos de Michoacán pidió a las autoridades acelerar las investigaciones para dar con el paradero de Jessica.

Asimismo, se dieron a conocer supuestas conexiones entre la familia del sospechoso y funcionarios públicos de Michoacán, pues a pesar de que incluso se difundió una grabación donde supuestamente Diego reconoce que estuvo con Jessica, no lo buscaron, dándole tiempo de huir del país.

Familiares y amigos de Jessica acusan a Jesús Melgoza, secretario de Desarrollo Económico de Michoacán, de entorpecer a las investigaciones.

25 de septiembre

A las 13:30 se convoca a una nueva movilización afuera de la Casa de Gobierno para exigir al gobernador, Silvano Aureoles, mayor agilidad en las indagatorias.

Sin embargo, a las 15:25 el cuerpo de Jessica fue localizado sin vida en una zona boscosa del sur de Morelia, ciudad capital de Michoacán, informó un equipo de investigadores de la Fiscalía General del Estado.

Según los primeros exámenes practicados al cuerpo, Jessica presentaba heridas en diversas partes del cuerpo y se presume que fue estrangulada.

De acuerdo con peritos del Servicio Médico Forense (Semefo), el cuerpo de la joven presenta características que hacen suponer que fue asesinada tres días antes, es decir, horas después de su desaparición.

A las 20:00 horas, se realizó otra concentración frente a Palacio de Gobierno para exigir justicia para Jessica y dar con el paradero de su asesino.

Jessica González Villaseñor recientemente se había graduado como profesora de Educación Básica, pero a causa de los efectos de la pandemia de la Covid-19 impartía clases virtuales desde Morelia a un grupo de alumnos que le fue asignado en el vecino estado de Guanajuato.

Temas: