Un juez federal negó en definitiva a la Fiscalía General de la República (FGR) girar órdenes de aprehensión contra científicos y exfuncionarios del Foro Consultivo Científico y Tecnológico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

De acuerdo a la resolución, la FGR aún puede impugnar la orden ante un tribunal colegiado y los 31 académicos imputados serán notificados de la sentencia.


Te sugerimos: La FGR solicita otra orden de aprehensión contra científicos acusados por Conacyt


La imputación contra los investigadores es por los delitos de peculado, uso ilícito de atribuciones y facultades, lavado de dinero y delincuencia organizada.

En la denuncia, se detalla que los integrantes del Foro Consultivo presuntamente recibieron ilegalmente 50 millones de pesos por parte del Conacyt en la administración del expresidente Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, el juzgador adscrito al Centro de Justicia Penal Federal en Almoloya, Estado de México, consideró que la Fiscalía no presentó elementos suficientes para llamarlos a juicio a través de una orden de captura.


Te sugerimos: Comisión Permanente solicita al Conacyt informe sobre Vacuna Patria contra Covid-19


Por ello, solicitó a la FGR subsanar deficiencias y fortalecer sus argumentos contra los señalados, en un periodo de 15 días, pero el juez volvió a negar las órdenes de captura en forma definitiva.

"Las actividades y los hechos atribuidos a los imputados no fueron cometidos durante la vigencia del actual Estatuto Orgánico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología -que ya no contempla la existencia de la citada asociación civil-, y que su realización es previa a la reforma efectuada a la Ley de Ciencia y Tecnología", señala la determinación.

Esta mañana, María Elena Álvarez-Buyllá, actual titular del Conacyt, presentó una denuncia penal en su contra por operaciones con recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y peculado.

Esto, debido a la entrega presuntamente ilegal de 200 millones de pesos por parte del Consejo al FCCT durante el anterior Gobierno. Los académicos argumentan intimidación y una persecución política.

La base de la acusación es que los científicos y académicos establecieron un "sistema para recibir fondos" por unas labores que ya hacía la propia Conacyt.


Te sugerimos: Verdad histórica en Ayotzinapa estuvo plagada de irregularidades y manipulación de pruebas: fiscal


Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador defendió a Álvarez-Buyllá y la definió como una científica "honesta, de principios y con ideales y una directora de primera".

Negó también que haya recortes y aseguró que las quejas de los inconformes son porque ya no se les permite robar ni manipular.

ARM

Temas: